- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de risotto de tomates secos. Muy cremoso y lleno de sabor.

Risotto de tomates secos

Receta de risotto de tomates secos. Muy cremoso y lleno de sabor.


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g. de arroz para risotto (arborio o carnaroli)
  • 40 g de tomates secos (*)
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 zanahoria picada
  • ½ rama de apio picado (opcional)
  • 150 ml de vino blanco (opcional)
  • 1,5 l. de caldo de pollo o de verduras (**)
  • 30 g de mantequilla fría en cubos
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de queso parmesano rallado (grana padano, pecorino o similar también sirven)
  • Sal y pimienta negra molida
Para decorar:
  • Cebollino o perejil picado

Elaboración

  1. Hidratar los tomates secos. Para ello, ponerlos en un bol y cubrirlos a ras con agua hirviendo. Después de una media hora más o menos, estarán listos.
  2. Trocear los tomates secos.
  3. Poner a calentar el caldo en un cazo a parte. Ajustar de sal y pimienta al gusto.
  4. Sofreír en el aceite la cebolla, la zanahoria y el apio por unos 7 u 8 minutos a fuego medio bajo.
  5. Añadir el arroz junto con el tomate seco y rehogar un par de minutos. Luego mojar con el vino blanco y dejar que el alcohol se evapore un par de minutos.
    Risotto de tomates secos (queso parmesano)
  6. Ahora, añadir un par de cazos del caldo caliente, subir el fuego a medio alto y cocer el arroz removiendo casi constantemente hasta que el caldo se evapore casi por completo.
  7. A medida que el caldo se evapora, añadir un par de cazos y repetir la operación. A los 16, probar el arroz. Si no está en su punto, continuar un poco más.
  8. Fuera del fuego, incorporar enseguida el queso y la mantequilla. Mezclar bien con una cuchara de madera al mismo tiempo que se realizan movimientos de vaivén en la sartén u olla.
  9. ¡Y ya está! Servir enseguida. Decorar con cebollino o perejil picado. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • (*) También puedes encontrar tomate seco en conserva que viene ya hidratado en aceite. En ese caso utiliza unos 125 g o así y además, aprovecha el aceite para cocinar el risotto de tomates secos.
  • (**) Puedes sustituir parte del caldo que se añade al arroz por el agua de hidratar los tomates secos.