- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de pimientos rellenos de pollo al horno. ¡Buenísimos!

Pimientos rellenos de pollo al horno

Receta de pimientos rellenos de pollo al horno. ¡Buenísimos!


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 pimientos morrones rojos para rellenar (bien cuadrados y pequeños)
  • 350 g. de pechuga de pollo picadas (o carne de pollo picada)
  • 1 cebolla mediana (también valen 2 o 3 chalotas)
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida
  • Especias: hierbas provenzales, tomillo…
Para acompañar:
  • Arroz blanco, bulgur, cuscús…
  • Ensalada mixta

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 175 ºC.
  2. Cortarles un sombrero a los pimientos y vaciar las pepitas.
  3. Salpimentar por dentro y untar con aceite, por dentro y por fuera.
  4. Pelar y picar finamente la cebolla o las chalotas.
  5. Pelar los ajos, cortarlos por la mitad a lo largo y quitarles el germen. Picarlos igualmente muy finos.
  6. Lavar y secar el perejil. Desechar los tallos y picar finamente las hojas.
  7. Mezclar la carne picada con el perejil, el ajo y la cebolla. Asimismo, aprovechar este momento para añadir la especia que prefieras. Salpimentar al gusto.
  8. Rellenar los pimientos, que queden bien prietos.
  9. Poner los pimientos en una fuente engrasada con aceite y ponerles el sombrero.
  10. Hornear  a media altura de 30 a 40 minutos, hasta que los pimientos estén blandos. Se puede hacer la prueba pinchando el sombrero con un cuchillo.
  11. ¡Y ya está! Sacar del horno y dejar reposar unos minutos antes de servir porque… ¡Están que arden! ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve los pimientos rellenos de pollo al horno acompañados de arroz, bulgur o cuscús y, por supuesto, una buena ensalada.
  • Si no se tienen de pie por si mismos, hacerles un pequeño corte en la base muy fino para aplanar y ayudarles a mantener el equilibrio. No obstante, hay que andarse con cuidado para no agujerear el pimiento, ya que de lo contrario se va a escapar el jugo de la carne al hornear.
  • Cuando los pimientos estén hechos, le puedes quitar el sombrero, espolvorear con queso rallado y gratinar hasta que el queso se derrita y comience a dorarse.
  • Puedes sustituir la mitad de la carne por una mezcla de verduras: zanahoria, cebolla, puerro, pimiento, calabacín, berenjena… Todo lo puedes sofreír en la sartén con aceite antes de mezclar todo junto.
  • Para hacer este plato diferente, cambia el color de los pimientos a tu antojo.