- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de acelgas con bechamel al horno. ¡Buenísimas!

Acelgas con bechamel al horno

Receta de acelgas con bechamel al horno. ¡Buenísimas!


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg. de acelgas limpias
  • 800 ml. de leche (o bebida vegetal)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 20 g. de mantequilla (o 1 cucharada más de aceite)
  • 50 g. de harina de trigo
  • 100 g. de queso emmental rallado (o el que más te guste)
  • Queso parmesano rallado (para espolvorear)
  • 2 o 3 dientes de ajo picado
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Limpiar las acelgas. Separar las pencas de las hojas. Picar las hojas. Quitarle los hilos a las pencas y trocearlas. Si necesitas saber cómo hacer este último paso, lee la sección de consejos (*).
  2. Cocer las pencas en agua hirviendo salada o al vapor hasta que estén tiernas puede tardar de 5 a 15 minutos, dependiendo la variedad. Las hojas, cocerlas un par de minutos. Escurrir y reservar.
  3. Preparar la bechamel. Derretir la mantequilla con una cucharada de aceite en una olla, cuando esté caliente, añadir la harina y cocerla un par de minutos para quitarle el sabor a crudo.
  4. Añadir la leche fría y rápidamente batir enérgicamente con unas varillas para que no se formen grumos. Cocer sin dejar de remover hasta que espese.
  5. Incorporar el queso emmental a la bechamel y sazonar al gusto con sal (poca), pimienta y nuez moscada.
  6. Calentar la otra cucharada de aceite en la sartén. Dorar un poco el ajo y rehogar las acelgas un par de minutos para terminar de secarlas.
  7. Mezclar las acelgas con la bechamel.
  8. Transferir a una fuente para horno y espolvorear con parmesano rallado.
  9. Hornear 30 minutos a media altura en horno precalentado a 180 ºC.
  10. ¡Y ya está! Dejar reposar unos minutos y servir. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes ponerle el queso que más te guste a las acelgas con bechamel. Queda muy ricas con emmental, pero también con parmesano o incluso con queso azul. ¡Buenísimas!
  • Siempre comprueba que las pencas estén cocidas antes de mezclar con la bechamel.
  • (*) Para quitarle los hilos lo único que hay que hacer es cortar un trocito de la penca, pero sin llegar al final y tirar de él para sacar una especie de telilla que recubre la penca. Hacerlo por los dos lados. Aquí tienes un vídeo explicativo.