- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de potaje de alubias pochas con chorizo

Potaje de alubias pochas con chorizo

Receta de potaje de alubias pochas con chorizo


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g. de pochas frescas
  • 150 g. de chorizo para guisar
Para el sofrito:
  • 1 pimiento choricero (o 1 cucharada de carne de pimiento choricero)
  • 1 pimiento verde italiano en trocitos (opcional, en temporada)
  • 1 pimiento rojo en trocitos (opcional, en temporada)
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 200 g. de tomate triturado (natural o en conserva)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Abrir el pimiento choricero. Quitarle el pedúnculo y las semillas. Ponerlo en remojo en agua hirviendo 15 minutos. Raspar la carne y reservar.
  2. Poner las pochas en una olla con el chorizo. Cubrir con agua un dedo por encima.
  3. Calentar y cuando hierva, bajar el fuego y dejar que cueza unos 40 minutos, hasta que estén tiernas. Al principio, retirar la espuma que se pueda formar en la superficie. Durante la cocción, reponer agua para que siempre haya un dedo de caldo por encima del nivel de las pochas.
  4. En una sartén, calentar 4 cucharadas de aceite y sofreír la cebolla con los pimientos unos 7 u 8 minutos, hasta que estén tiernos.
  5. Añadir el ajo y rehogar un minuto.
  6. Retirar del fuego, reposar 30 segundos y espolvorear el pimentón. Mezclar.
  7. Añadir el tomate y la carne de pimiento choricero, calentar de nuevo y dejar que el tomate reduzca de 10 a 15 minutos.
  8. Una vez que las pochas están tiernas, salpimentar al gusto y mezclar el sofrito.
  9. ¡Y ya está! Servir con el chorizo cortado en rodajas. ¡Buen provehco!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Para que este potaje de alubias pochas con chorizo sea más ligero yo he puesto sólo chorizo como carne. También puedes ponerle un trozo de tocino.
  • Si tienes pochas de bote ya cocidas, directamente pon el sofrito, mezcla con las pochas escurridas y cúbrelo con agua o mejor con caldo de pollo para darme mejor sabor. En este caso pon menos líquido pues al no necesitar cocción, no se va a evaporar.
  • También se pueden usar pochas congeladas. En ese caso ponlas a cocer como si fueran frescas. Quizá necesiten algo menos de tiempo. Vigila la cocción.