- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de quiche de calabaza con cebolla caramelizada, ricotta y parmesano

Quiche de calabaza con cebolla caramelizada, ricotta y parmesano

Receta de quiche de calabaza con cebolla caramelizada, ricotta y parmesano


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    Para la masa quebrada:
    • 150 g de harina integral (o normal)
    • 50 g de aceite de oliva
    • 1 huevo
    • Sal y pimienta
    Para la cebolla caramelizada:
    • 500 g de cebollas en juliana
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • 0,5 g de bicarbonato de sodio (opcional)
    • ½ cucharadita de sal
    • 1 chorrito de vinagre
    Para el relleno:
    • 250 g de calabaza en cubos
    • 200 g. de ricotta
    • 100 g. de parmesano rallado
    • 100 g. de gorgonzola troceado (opcional, pero muy recomendable)
    • 3 huevos camperos
    • Sal, pimienta y nuez moscada

    Elaboración

    1. Mezclar los ingredientes de la masa. Amasar 2 minutos. Reposar en la nevera.
    2. Poner en una sartén, la cebolla con el aceite a fuego medio-bajo con la pizca de bicarbonato y la sal.
    3. Al rato, soltará mucho caldo, colar y volver a ponerla en la sartén. Remover con frecuencia.
    4. Cuando esté caramelizada, oscura pero sin quemarse, añadir el vinagre. Cocer 2 minutos y reservar.
    5. Rehogar la calabaza en la sartén hasta que esté tierna.
    6. Precalentar el horno a 175 ºC.
    7. Estirar la masa en una superficie enharinada. Forrar un molde para quiche de 26-28 cm de diámetro. Colocar una hoja de papel de hornear y rellenar con legumbres.
    8. Hornear 15 minutos.
    9. Batir la ricotta con los huevos, salpimentar, añadir nuez moscada y mezclar con el parmesano, gorgonzola (si le pones), la calabaza y la cebolla.
    10. Sacar la masa. Retirar las legumbres y el papel. Rellenar.
    11. Hornear de 35 a 40 minutos.
    12. ¡Y ya está! Deja reposar unos minutos y ya te la puedes comer. ¡Buen provecho!

     

    Sugerencias, trucos y consejos

    • No tires el caldo de cebolla. Puedes usarlo para otras recetas, como por ejemplo una sopa de cebolla.
    • Guarda las legumbres para otras quiches. Una vez horneadas no son aptas para su consumo.