- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de risotto de champiñones y gambas o langostinos. Fácil y delicioso

Risotto de champiñones y gambas

Receta de risotto de champiñones y gambas o langostinos. Fácil y delicioso


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g. de arroz para risotto (arborio o carnaroli)
  • 500 g. de gambas o langostinos con cáscara
  • 250 g. de champiñones troceados (normale o portobello)
  • 1 cebolla picada muy fino
  • 1 zanahoria picada muy fino
  • ½ rama de apio picado muy fino (opcional)
  • 150 ml de vino blanco
  • 30 g de mantequilla
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de parmesano rallado
  • Perejil picado (o cebollino)
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Pelar las gambas. Quitarles el intestino. Rehogar las cáscaras y cabezas con un poquito de aceite. Cocer 20 min con 1,5 l. de agua. Colar, salpimentar y mantener caliente.
  2. Poner a calentar una sartén alta u olla ancha con el aceite. Saltear las gambas un minuto por cada lado, no más.
  3. Sofreír en el aceite la cebolla, la zanahoria y el apio 7 u 8 minutos a fuego medio.
  4. Agregar los champiñones y rehogar hasta que hayan soltado toda el agua.
  5. Añadir el arroz y rehogar 2 minutos. Mojar con el vino blanco y dejar que el alcohol se evapore.
  6. Ahora, incorporar un par de cazos del caldo caliente, subir el fuego a medio alto y cocer removiendo casi constantemente hasta que el caldo se evapore.
  7. En cuanto el caldo se evapore, añadir un par de cazos y repetir la operación.
  8. A los 16 minutos, probar el arroz. Si le falta cocción, continuar un poco más. Rectificar de sal y pimienta.
  9. Fuera del fuego, agregar las gambas, remover e incorporar el queso y la mantequilla. Mezclar bien.
  10. ¡Y ya está! Servir enseguida espolvoreado de perejil. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes cambiar los champiñones por las setas u hongos que más te gusten.
  • Prepara el risotto de champiñones con gambas o langostinos, lo que más te guste.
  • En lugar de preparar el caldo casero, usa un caldo de pescado con marisco ya preparado para un mejor resultado. ¡Cuidado con la cantidad de sal!