- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de calabaza gratinada con queso al horno (gratín de calabaza)

Calabaza gratinada con queso al horno

Receta de calabaza gratinada con queso al horno (gratín de calabaza)


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de calabaza
  • 200 ml de crème fraîche, nata fresca o nata para cocinar
  • 2 huevos camperos grandes
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 150 g. de queso emmental rallado
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 4 o 5 ramas de tomillo
  • 1 cebolla
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta blanca

Elaboración

  1. Pela la calabaza. Como al ser de gran tamaño a veces cuesta pelarla, lo más fácil es que primero la partas por la mitad, le quites las semillas sacándolas con una cuchara y luego, antes de pelarla, la partas otra vez en trozos más pequeños y pelar cada trozo por separado.
  2. Una vez pelada, corta la calabaza en cuadrados, más o menos de 1 cm de lado. No hace falta que sean todos iguales, pero sí procura que no sean muy grandes porque si no, la calabaza tardará mucho más tiempo en estar tierna luego después.
  3. Pela la cebolla y córtala en tiras o juliana.
  4. Pela igualmente los ajos y pícalos lo más pequeño que puedas. Para esto, a mi me gusta usar el exprimidor de ajos.
  5. En una sartén a fuego medio, calienta 4 cucharadas de aceite de oliva.
  6. Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y rehoga durante unos 5 minutos.
  7. Luego, añade la calabaza, el laurel y el tomillo. Rehoga unos minutos, removiendo de vez en cuando.
  8. Precalienta el horno a 175 ºC, calor arriba y abajo.
  9. Pasa la calabaza y la cebolla a una fuente para horno.
  10. Hornea a media altura durante unos 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna y empiece a dorarse.
  11. Mientras tanto, en un gran bol, bate los huevos, junto con la crème fraîche, la mitad del queso emmental rallado, el ajo y la nuez moscada. Ajusta de sal y pimienta al gusto.
  12. Cuando la calabaza esté tierna, retira las hojas de laurel y tomillo y añade la mezcla de huevo y espolvorea con el resto del queso rallado.
  13. Continúa el horneado por una buena media hora, o hasta que la superficie se haya dorado a tu gusto.
  14. Y ya está. Déjalo reposar unos minutos antes de servir. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Espolvorea con cebollino picado para decorar.
  • Si no tienes a mano la nata fresca o crême fraîche, sustitúyela por nata para cocinar, o queso mascarpone.
  • Para opciones más ligeras, sustituye la nata por leche evaporada, queso crema, requesón o ricotta o simplemente leche o bebida vegetal.
  • Puedes añadir unos tacos de jamón cocido justo antes del segundo horneado. O también, puedes añadir bacon en tiras, que habrás previamente dorado en una sartén aparte. ¡O incluso unas gambas!
  • Puedes añadir también patata, champiñones, puerro, zanahorias
  • Utiliza el queso rallado que más te guste para gratinar.