- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de pollo al ajillo con patatas fritas

Pollo al ajillo con patatas fritas

Receta de pollo al ajillo con patatas fritas


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de pollo troceado para freír (yo lo he usado deshuesado)
  • 500 g de patatas para freír
  • 12-15 dientes de ajo
  • 150 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Pelar y chascar los ajos. Esto lo más fácil es ponerlos en la tabla de partir y aplastarlos con ayuda de un cuchillo grande (poniendo la cuchilla en horizontal obviamente) o con una paleta de madera.
  2. Salpimentar el pollo al gusto.
  3. Lavar, secar y picar fino las hojas de perejil.
  4. Pelar y cortar las patatas.
  5. Pone a calentar el aceite para freír las patatas y se irán friendo por tandas hasta que estén doradas al gusto. Escurrir, sazonar con sal y reservar.
  6. Mientras se van friendo las patatas, en una sartén, poner a calentar 4 cucharadas de aceite de oliva junto con todos los ajos.
  7. Una vez que los ajos estén dorados ligeramente por todos lados, retirarlos.
  8. Subir el fuego y añadir el pollo.
  9. Rehogar unos 15 minutos a fuego medio hasta que estén hechos por dentro.
  10. Reincorporar los ajos.
  11. Mojar con el vino blanco, mezclar bien y dejar cocer un par de minutos para que que el alcohol se evapore.
  12. Incorporar las patatas fritas y mezclar bien.
  13. Espolvorear el perejil picado y mezclar.
  14. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Las patatas las puedes poner en cubos o puedes hacer las clásicas patatas fritas caseras «de las largas».
  • Si lo preparas con antelación, no le añadas las patatas. Es mejor freírlas en el último momento.
  • Puedes no mezclar con las patatas y armarte con un rico pan para mojar en la salsa.
  • Los ajos los puedes pelar o no, como a ti más te guste. Si los dejas con piel podrás dejarlos en la sartén para que sigan dando sabor al pollo. Si los pelas, lo mejor es retirarlos y reincorporarlos al final. Si se doran demasiado no saben bien.
  • Importante, para que los ajos den mucho más sabor los tienes que chascar. Al romperse el diente con un desgarro suelta más sustancia que si se hace un corte limpio.
  • El pollo que yo he usado es un pollo deshuesado que he cortado en trozos. En la pollería puedes pedir pollo cortado para freír, que normalmente viene con hueso. Hazlo como más te guste. Se dice que el pollo frito tiene más sabor con hueso, pero a mi me parece que como lo he hecho queda la mar de rico y es más fácil de comer.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas ricas con pollo. Hazte un rico pollo al limón estilo chino, un pollo en salsa con champiñones o unas albóndigas de pollo.