Estoy hecho un Cocinillas
https://estoyhechouncocinillas.com

Puerros con bacon gratinados al horno

Receta de puerros con bacon gratinados al horno


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 puerros (de unos 2-3 cm de diámetro)
  • 8 lonchas de bacon ahumado
  • 30 g de mantequilla
  • 30 g de harina de trigo
  • 500 ml de leche
  • 150 g de queso emmental rallado (o cualquier otro para gratinar)
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Cortar la parte verde de los puerros. Reservar para otra preparación.
  2. Coger la parte blanca y quitarle la capa exterior si estuviera algo reseca. Cortar las raices. Por la parte que estaban las hojas, hacer una pequeña cruz y enjuagar bien bajo el grifo, verificando que no queden restos de suciedad en el interior (la cruz facilita esta tarea).
  3. Cortar los puerros en 8 trozos, más o menos como si fueran canelones.
  4. Cocerlos al vapor o en agua hirviendo 10 minutos (5 en olla exprés).
  5. Dejar que se vayan enfriando para no quemarse.
  6. Precalentar el horno a 175 ºC.
  7. Preparar la bechamel. Derretir la harina en un cazo grande, echar la harina y cocerla un par de minutos. Añadir la leche fría y remover enérgicamente para que no salgan grumos. Calentar hasta que espese. Salpimentar y sazonar con nuez moscada al gusto.
  8. En caliente, mezclar la bechamel con la mitad del queso rallado.
  9. Colocar una fina capa de bechamel en una fuente apta para horno.
  10. Enrollar los trozos de puerro con una loncha de bacon y colocarlos en la fuente.
  11. Cubrir con el resto de la bechamel.
  12. Espolvorear el resto de queso rallado por encima.
  13. Hornear a media altura unos 20 minutos o hasta que el queso esté gratinado al gusto.
  14. ¡Y ya está! Dejar reposar unos minutos. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña estos puerros con bacon gratinados al horno con una ensalada.
  • Si tarda mucho en dorarse, se puede poner el horno en función grill un par de minutos.
  • Las hojas las puedes utilizar para hacer crema de hojas de puerro, por ejemplo, o para aromatizar caldos. Se pueden congelar.
  • Puedes variar el tipo de queso en la bechamel. Imagina usar queso azúl o queso de cabra. ¡Queda de muerte!
  • Si quieres conocer más detalles sobre cómo hacer bechamel, sigue el enlace.
  • En el blog encontrarás más recetas con puerro. Tienes que probar los puerros gratinados con bechamel, que en lugar de cocidos están rehogados y quedan muy ricos. Como no, también tienes la crema de puerros o si lo prefieres, una rica porrusalda que sienta genial los días fríos.

Print Friendly, PDF & Email