Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de bechamel (sin grumos, rápida y sencilla)

Salsa bechamel

Cómo hacer bechamel. Esta receta de bechamel es sencillísima y muy rápida. No necesitas nada de práctica para que salga a la primera. Ya no te dará ninguna pereza ponerte a hacer bechamel. Cuando empecé a cocinar, la bechamel era un infierno: mucho tiempo removiendo… se quemaba… ya no sabía bien… aquello no espesaba… ¡Un horror! Pero aprendí a hacerla mucho mejor.

¿Quieres saber cómo hacer salsa bechamel?

Cuando era pequeño siempre me gustaba que mi madre cocinara bechamel porque luego a escondidas le metía el dedo en el cazo y acababa con los restos ya fríos. A mi madre no le gustaba nada que hiciera eso y cuando me pillaba con las manos en la masa le decía: ¡Está para chuparse los dedos! Bueno… estaba y está, porque aún lo hago… y creo que no soy el único que mete el dedo… ¿verdad?

Bechamel (ingredientes)

Aquí está la receta:

Salsa bechamel

Receta de bechamel (sin grumos, rápida y sencilla)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 60 g de mantequilla
  • 60 g de harina
  • 1 l de leche
  • Nuez moscada
  • Pimienta blanca
  • Sal

Elaboración

  1. Poner a calentar la leche. Apagar el fuego cuando rompa a hervir. Cuidado pues la leche en ebullición puede salirse del cazo.
  2. Pon a calentar a fuego medio un cazo grande con la mantequilla.
    Bechamel (derretir mantequilla)
  3. En cuanto la mantequilla se haya derretido, echar la harina poco a poco a la mantequilla derretida y mezclar (esto es lo que se llama «roux» en cocina).
    Bechamel (añadir harina)
  4. Calentar un par de minutos el «roux» para que la harina pierda el sabor a crudo.
    Bechamel (cocer la harina)
  5. Añadir 1/3 de la leche caliente mientras se remueve enérgicamente con unas varillas o cuchara de madera. Calienta a fuego bajo, sin dejar de remover, hasta que espese y quede una salsa lisa.
    Bechamel (incorporar la leche)
  6. Añadir otro 1/3  de la leche caliente como en el paso anterior.
  7. Añadir el último 1/3 de la leche.
  8. Ajustar de sal, nuez moscada y pimienta al gusto.
    Bechamel (nuez moscada)
  9. Continuar a fuego medio hasta que espese, removiendo casi constantemente para que no se queme.
  10. Para saber si la bechamel está lista, se puede comprobar mojando una cuchara y haciendo una raya con el dedo en el reverso (sin quemarse). Si el surco formado se mantiene, la bechamel está lista. 
  11. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si no necesitas tanta bechamel, divide los ingredientes, respetando las proporciones.
  • Puedes usar harina de maiz (maizena) o de trigo, la que más te guste. (¡Gracias Marta por el consejo!)
  • Es importante esperar a que la leche se haya integrado y nos quede una textura lisa antes de volver a echar el resto de la leche.
  • Si te salen grumos siempre puedes echar mano de la batidora y un colador. ¡Pero solo al principio! ¿eh? Luego tienes que hacerla bien.
  • Para preparar una bechamel para croquetas, utilizaremos 90 g de harina y 90 g de mantequilla o aceite de oliva y haremos la salsa tal que descrita en la receta hasta que se separe fácilmente de las paredes de la olla o cazo.
  • En el blog encontraras muchas recetas con esta salsa. Te recomiendo que la uses para preparar una coliflor o unas patatas gratinadas. ¡Están para morirse!

 
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer bechamel.

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a preparar tu propia salsa bechamel. El sabor no tiene ni punto de comparación a la bechamel de brick o en polvo.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta la próxima receta!