Saltar al contenido

Receta de patatas gratinadas con bechamel

2010-01-14
Patatas gratinadas con bechamel

Esta entrada describe cómo preparar patatas gratinadas con bechamel. Un plato muy sencillo y muy rico para servirlo como primer plato o como guarnición. En resumen, la manera de elaborar esta receta es intercalando capas de patatas fritas con bechamel y terminar con un golpe de horno para dorar la superficie. Aunque también me gusta bastante el queso, en este plato prefiero poner sólo un poco, lo suficiente para darle un ligero toque. Lo que de verdad importa en este plato son las patatas fritas ;)

¿Quieres saber cómo preparar unas patatas gratinadas con bechamel?

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de publicar esta receta de patatas gratinadas con bechamel. Es un plato que he comido desde niño y me ha gustado mucho desde el día que lo probé por primera vez. Y es lo que tiene que tenga patatas fritas. Por si no lo sabías ya, me confieso ex-adicto a las patatas fritas. Aunque eso es otra larga historia…

Aquí está la receta:

Patatas gratinadas con bechamel
Imprimir

Receta de patatas gratinadas con bechamel


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 patatas grandes, cortadas en rodajas de medio centímetro de grosor
  • Bechamel (puedes consultar cómo hacerla aquí)
  • Queso rallado (parmesano, grana padano o emmental)
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal


Elaboración

  1. Prepara la bechamel.
  2. Fríe las patatas en abundante aceite de oliva, hasta que empiecen a dorarse.
  3. Remueve de vez en cuando, para evitar que se quemen las de abajo, pero con cuidado.
  4. Una vez fritas las patatas, escúrrelas bien y ponlas sobre papel absorbente.
  5. Cúbrelas también con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite por ambos lados.
  6. Échale sal a las patatas al gusto.
  7. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
  8. En una fuente para horno, coloca una capa de bechamel en la base.
  9. Pon una capa de patatas.
  10. Pon ahora encima otra capa de bechamel.
  11. Repite los pasos 5 y 6 hasta terminar las patatas.
  12. Espolvorea por encima el queso rallado.
  13. Hornea las patatas durante 10 minutos en el horno precalentado.
  14. Gratina las patatas hasta que se dore la superficie.

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve tus patatas gratinadas con bechamel como primer plato acompañado de unas hojas verdes de lechuga o como guarnición de carnes y pescados.
  • El tipo de queso y la cantidad queda a tu elección, el que más te guste. Yo suelo usar un poco parmesano rallado.
  • Si te gustan los gratinados de patatas, puedes consultar la receta de gratinado delfinés (o gratin dauphinois) siguiendo el enlace.
  • En la blogsfera: Acibechería: Milhojas de patatas. ¡Con salmón!

 
Clasificado en: guarnición horno Patatas receta

Ahora ya sabes cómo hacer patatas gratinadas con bechamel

¿Te ha gustado la receta?

¡Hasta pronto!