- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

Pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

Receta de pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero


Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo (de 150 a 200 g. cada una)
  • 400 g de tomate natural o en conserva
  • 1 cebolla pequeña (o 1/2 grande)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Otras hierbas de tu elección (tomillo, romero, orégano, albahaca, hierbas provenzales…)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida
Opcional:
  • 1/2 cucharadita d eazúcar para corregir la acidez del tomate

Elaboración

  1. Lo primero de todo es decidir si quieres las pechugas con piel o sin piel. Yo, para este plato suelo dejárselas, porque, además de quedarle rico, le dan sabor a la salsa. No obstante, si lo prefieres puedes quitársela.
  2. Luego vamos a recortar por los bordes el exceso de grasa que tiene la pechuga, si fuera necesario. Esto se ve porque son unas tiras blancas que vienen pegadas.
  3. Salpimentar el pollo al gusto y dejarlo reposar.
  4. Pelar la cebolla y picarla muy fino.
  5. Picar el Pelar y picar los dientes de ajo.
  6. Lavar muy bien los tomates, quitarles el pedúnculo haciendo un pequeño corte alrededor y trocearlos
  7. Triturarlos con la batidora y luego pasarlos a través de un tamiz o colador fino en acero inoxidable para eliminar los eventuales restos de piel y semillas.
  8. Engrasar ligeramente una sartén y calentarla a fuego fuerte.
  9. Cuando esté bien caliente, dorar las pechugas de pollo por ambos lados, comenzando por el lado de la piel.
  10. Cuando se hayan dorado al gusto, reservarlas a parte y bajar el fuego a medio.
  11. Añadir a la sartén las dos cucharadas de aceite de oliva junto con la cebolla picada.
  12. Sofreír la cebolla a fuego medio-bajo hasta que esté bien tierna pero sin que se haya dorado. Esto puede tardar unos 10 minutos. Remover con frecuencia para que no se queme la cebolla.
  13. Ahora añadir el ajo, mezclar bien y dejar que se haga como un minuto o así.
  14. Incorporar el tomate triturado junto con la hoja de laurel y otras hierbas que le quieras echar. Salpimentar.
  15. Reincorporar igualmente las pechugas de pollo junto con todo el jugo que hayan podido soltar.
  16. Calentar y cuando rompa a hervir, bajar el fuego a fuego medio-bajo y dejar que haga chup-chup unos 20 minutos, hasta que la salsa haya reducido a la mitad. A mitad de cocción darle la vuelta a las pechugas.
  17. Unos minutos antes de terminar, probar la salsa y corregir de sal y pimienta. Además, si consideras que fuera necesario, añade media cucharadita de azúcar para reducir la acidez del tomate.
  18. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Como sugerencia de presentación, puedes servir las pechugas de pollo con tomate acompañadas de un arroz blanco o una guarnición de patatas.
  • Si quieres darle un toque diferente, prueba a preparar esta salsa de tomate frito con verduras, ya verás qué bien queda.
  • Cuando estés dorando el pollo, hay que tener el fuego alegre y que no tarde mucho en hacerse porque queremos que luego el interior se cueza dentro de la salsa.
  • Si lo prefieres, en lugar de tener las pechugas enteras, las puedes trocear en porciones del tamaño de un bocado. Esto viene bien cuando por ejemplo tienes pechugas muy grandes y usas uans 3 pechugas par a4 personas. Así es más fácil repartirlas.