Receta de arroz blanco para acompañar (suelto y en su punto)

 

Cómo preparar arroz blanco para guarniciones o ensaladas. Receta fácil paso a paso.

¡Hola, cocinillas! Hoy quiero contarte como hacer arroz blanco suelto y en su punto. Que quede perfecto. Son muchos los años que llevo ya preparándome regularmente la comida en casa para llevarla al trabajo.

Si las cuentas no me fallan, deben ser como casi quince, incluyendo también la universidad y de los que habría que descontar los dos primeros años en Francia, cuando iba a un comedor de empresas bastante majo y que, además, me salía bastante barato.

Cuando cocino para llevar, normalmente suelo hacer como acompañamiento verduras con algo. Ese algo puede ser arroz blanco con ajo, tabulé, trigo, puré de patatas, o, incluso, legumbres.

Cómo hacer arroz blanco suelto y en su punto

No obstante, de entre todas las posibilidades para llevar, casi siempre es arroz blanco con ajo lo que me llevo, tengo mi receta básica de arroz blanco perfecto en su punto y que hago casi todas las semanas para dos o tres guarniciones.

Queda bastante rico para comerlo como acompañamiento. De vez en cuando, también me animo a experimentar con algún tipo de variación, como por ejemplo añadiéndole unas hebras de azafrán o tomillo, o cociéndolo en un caldo de verduras o de pollo.

Arroz de grano largo

En casa también me gusta preparar este arroz blanco tan sabroso para acompañar platos con salsa como un pollo al chilindrónun pollo encebollado, un ragú de ternera, o un estofado de cerdo u otras cosas a la plancha. También me suelo usarlo para hacer ensaladas de arroz.

Aquí está la receta:

Imprimir

Receta de arroz blanco para acompañar (suelto y en su punto)

¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 3,93 / 5. Votos: 15

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de agua, (opcional caldo de pollo o de verduras)
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Hebras de azafŕan u otras hierbas (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. En una sartén, calienta un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego medio.
  2. Pela los ajos y aplástalos un poco para que se rasguen (esto hace que suelten más sabor). Lo puedes hacer con la parte ancha de un cuchillo (¡sin cortarte!). Pones el cuchillo en horizontal sobre el ajo y haces presión con la palma de tu mano.
    Cabeza de ajos y cuchillo
  3. Añade enseguida los ajos enteros y dora en ella el ajo entero, pelado y machacado un poco.
  4. Incorpora el arroz y remueve para que se impregne bien de aceite.
  5. Añade ahora el agua y las hojas de laurel.
  6. Sazónalo al gusto.
  7. Cuece el arroz durante 20 minutos a fuego bajo o hasta que el agua haya reducido y el arroz esté a tu gusto.
  8. Para acabar, retira el laurel y los ajos, añade unas gotas de aceite de oliva y remueve un poco.
  9. Y ya está. Verás como el arroz blanco queda suelto y en su punto. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Utiliza caldo de verduras o de pollo para conseguir un arroz blanco sabroso con un toque diferente.
  • Añade otras hierbas que más te gusten como tomillo o unas hebras de azafrán.

 
Sígueme en Instagram
Etiquetas:

Arroz blanco en tenedor

Ahora ya sabes cómo hacer arroz blanco perfecto

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes y compruebes por ti que este arroz blanco queda suelto y en su punto. Y ya verás que puntido más rico tiene al cocerlo con el ajo y el laurel.

Déjame un comentario aquí más abajo en la sección destinada a ello para contarme qué te ha parecido. También puedes proponerme cualquier tipo de sugerencia para la preparación de tu propia cosecha, que sepas que te gusta. Y, si te ha surgido alguna pregunta o quieres que te aclare algo sobre la preparación, no dudes en decírmelo en el mismo sitio.

Para finalizar con la receta, si eres fan de los platos que se acompañan con arroz, te invito a dejarme tu voto de confianza con un «me gusta» y compartiendo este arroz blanco perfecto en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. dely dice:

    El arroz blanco siempre es ideal para acompañar casi todos los platos. A mí en particular me gusta sólo sin nada :-)
    Un besín.

    • estoyhechouncocinillas dice:

      Hola dely!
      Pues a mi, sólo, sin nada, no te creas que me hace mucha gracia… Te refieres a cocerlo sólo con agua y sal? Yo así no puedo… Necesito echarle un algo para que le de un poco de sabor y, sobre todo, el chorrito de aceite al final para mi es indispensable. Bueno, un poco de mantequilla también vale ;-)
      Gracias por el comentario.
      Saludos!

  2. Jose dice:

    Buenas,

    Sin duda alguna esta es una receta que no puede faltar en ningún recetario familiar, no solo está bueno, sino que tiene fines medicinales naturales muy buenos para el estómago, los cuales nos sacaran de más de un apuro, yo en mi receta suelo dejarlo caldoso, aunque de todas las formas está muy bueno.

    Un saludo.