Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Champiñones al ajillo

Receta de champiñones al ajillo

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de champiñones
  • 6 dientes de ajo
  • 1 manojo pequeño de perejil fresco
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vino blanco (opcional)
  • Sal y pimienta negra

Elaboración

  1. Retirar la tierra de los champiñones frotando con un paño húmedo. En caso de que tengan un montón de tierra, se puede enjuagar rápidamente bajo el grifo de agua fría si son pequeños (es mejor no sumergir en agua. (*)) o pelarlos si son grandes.
  2. Cortar los champiñones en trozos del tamaño de un bocado.
  3. Pelar los dientes de ajo, partirlos por la mitad y quitarles el germen.
  4. Laminar finamente los dientes de ajo. Reservar.
  5. Lavar el perejil y secarlo bien. Picar las hojas y reservar.
  6. En una sartén, calentar 4 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio.
  7. Agregar el ajo y dorarlo ligeramente. (**)
  8. Incorporar los champiñones y saltear hasta que cambian de color y se vuelvan un poco más brillantes. Remover de vez en cuando. (***)
  9. Mojar con un chorrito de vino blanco, si se desea, subir el fuego y dejar reducir durante un par de minutos para que el alcohol se evapore.
  10. Espolvorear con perejil fresco picado, dar unas vueltas y retirar del fuego.
  11. Finalmente, salpimentar al gusto.
  12. ¡Y ya está! Servir inmediatamente. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes servir los champiñones al ajillo como tapa en el aperitivo, como primer plato o entrante o como acompañamiento de una pieza de carne a la plancha o a la parrilla. Para una porción de aperitivo, utiliza la mitad de los ingredientes.
  • (*) Los champiñones tienden a absorber una gran cantidad de agua que debilita su sabor. Es por eso que en la medida de lo posible evitamos lavarlos con agua.
  • (**) Vigila que el ajo no se dore demasiado, de lo contrario le dará un sabor amargo a los champiñones.
  • (***) Presta atención a la cocción de los champiñones para no pasarte. Añade el vino blanco cuando empiecen a estar brillantes, es decir, antes de que empiecen a soltar todo el agua.
  • Se puede añadir pimienta de Cayena para darle un toque picante.
  • Aquí algunas ideas para variar la receta: antes de saltear los champiñones, se puede agregar panceta en lardones o bacon, dados de jamón o taquitos de jamón serrano, que se saltean unos minutos antes de incorporar los champiñones para continuar normalmente con la receta.
  • Si te gustan los champiñones y las setas, te sugiero que navegues por las otras recetas en el blog. Como ejemplos, prueba los champiñones rebozados con mayonesa de ajo, o la crema de champiñones con castañas, una combinación tan sorprendente como deliciosa para los días de invierno, o, por último, las pechugas de pollo en salsa cremosa de champiñones, muy fácil de hacer y genial para una cena rápida.