- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de salmón al cava

Salmón al cava

Receta de salmón al cava


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 4 lomos de salmón (de 150-200 g cada uno)
  • 250 ml de cava
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 100 ml de nata líquida
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de maicena (opcional)
  • Eneldo seco
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Salpimentar los lomos de salmón y sazonar con eneldo al gusto. Reservar.
  2. Pelar y picar la cebolla.
  3. Calentar el aceite de oliva en una sartén. Cuando esté caliente, sofreír la cebolla 6 o 7 minutos, hasta que esté tierna y translúcida. Remover con frecuencia para que no se queme.
  4. Añadir el cava.
  5. Y el caldo de pescado.
  6. Colocar los lomos de salmón.
  7. Tapar y dejar que se hagan unos 5 minutos a fuego medio.
  8. Sacar el salmón y reservar tapado para que no se enfríe.
  9. Triturar la salsa con la batidora y reincorporarla a la sartén. Poner a calentar de nuevo.
  10. Añadir la nata.
  11. Probar la salsa y ajustar de sal y pimienta al gusto.
  12. Calentar justo hasta que la salsa vaya a empezar a hervir.
  13. Retirar del fuego y servir.
  14. Y ya está. ¡Ves qué facil! Sirve cada lomo de salmón junto con la salsa. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Ya verás qué rico está el salmón al cava con patatas con eneldo al horno. También se puede acompañar de verduras al vapor.
  • Si te gusta el pescado muy hecho, déjalo cocer un par de minutos más.
  • Una vez que eches el cava a la sartén, guarda el resto en la nevera.
  • Puedes degustar este plato con el mismo cava para beber. ¡Ya verás qué bien queda!
  • Si la salsa queda demasiado líquida, puedes espesar con una cucharada de maicena disuelta en un poquito de agua fría. Se añade justo después de la nata y se caliente hasta que espese, pero sin que llegue a hervir.

Salmón al cava sin nata

  • Para hacer una versión del salmón al cava sin nata, puedes sustituir la nata por leche y una cucharada de maicena. También puedes hacer como una bechamel con caldo de pescado, para ello, una vez pochada la cebolla, espolvorea 20 g de harina y cuécelo un par de minutos para que pierda el sabor a crudo, luego añade el caldo de pescado y remueve bien para que se disuelva. El resto de la receta, igual.
  • En el blog encontrarás más recetas con salmón. Prueba el salmón en papillote con verduras, buenísimo y rapidísimo. Un salmón teriyaki que está de escándalo o un salmón al whisky, macerado con tomillo y ajo. Quizás prefieras este tartar de salmón. ¡Buenísimo!