- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de sardinas en aceite (como las de lata)

Sardinas en aceite (como las de lata)

Receta de sardinas en aceite (como las de lata)


Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de sardinas
  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 2 o 3 hojas de laurel
  • 2 o 3 rodajas de limón
  • 10 granos de pimienta negra
  • Sal

Elaboración

  1. Limpiar las sardinas. Para ello, se corta la cabeza detrás de las agallas y se abre el estómago. Se vacían debajo del grifo y se lavan bien. Por último, se le da un repaso con la parte de atrás del cuchillo para raspar las escamas.
  2. Sazonar con sal las sardinas tanto por dentro como por fuera. Dejar reposar un rato.
  3. Mientras tanto, pelar la cebolla y cortarla en juliana.
  4. Pelar los dientes de ajo y aplastarlos un poco para que se rompan. Esto hace que suelten más sabor que si le damos un corte limpio con el cuchillo.
  5. En una sartén grande u olla, meter todos los ingredientes y cubrir de aceite. A lo mejor se necesita un poco más de aceite para cubrir bien.
  6. Llevar al fuego medio y cuando esté caliente, dejar que cueza a fuego medio unos 10 minutos para sardinas grandes y 5 para las pequeñas. No debe freírse, sino más bien cocer.
  7. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.
  8. Transferir a un recipiente con tapa y guardar las sardinas prestando atención a que queden bien cubiertas de aceite. Si fuera necesario, añadir más para cubrir.
  9. Dejar reposar uno o dos días antes de consumir.
  10. Y ya está. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Para consumir las sardinas en aceite, saca fuera de la nevera las que te vayas a comer un rato antes.
  • Se conserva hasta dos semanas en el frigorífico siempre y cuando estén bien cubiertas de aceite.
  • El aceite de las sardinas lo puedes recuperar, colar y utilizarlo para aliñar ensaladas por ejemplo. Le da un toque muy rico.
  • Si quieres un toque picante, añade una cayena partida en dos junto con el resto de ingredientes.
  • Puedes añadir otras especias de tu elección. Queda también muy rico con unas cuantas ramas de tomillo fresco (o una cucharada si es tomillo seco).
  • Cuando limpio las sardinas, yo pongo un colador grande en el fregadero para recoger todos los restos y luego tirarlos directamente a la basura.
  • Esta misma receta la puedes hacer con caballa o con jurel que queda también muy rica.
  • En el blog encontrarás más recetas con sardinas en las que podrás usar estas sardinas en aceite. Prueba el paté de sardinas, riquísimo untado sobre pan de ajo, o una ensalada de garbanzos, sardinas y pimientos que está bien rica.