- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de melocotón melba (copa de helado)

Copa de helado melocotón melba

Receta de melocotón melba (copa de helado)


Personas: 1 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 a 2 melocotones según tamaño (*)
  • 30 g de frambuesas frescas (*)
  • 1 bola de helado de vainilla (de calidad)
  • Nata montada
  • Almendras fileteadas
Material:

Elaboración

  1. Pelar los melocotones, cortarlos por la mitad y quitarles el hueso. Cortarlos en gajos. Guardar 1 gajo para la decoración.
  2. Aplastar las frambuesas. Guarda una o dos enteras para la decoración.
  3. En una copa de helado, colocar los gajos de melocotón, luego una capa de frambuesas, una buena bola de helado de vainilla y un moño de nata montada.
  4. Darle el toque final al postre con una decoración hecha con almendras fileteadas que a la vez aportará una textura crujiente al postre, las frambuesas enteras y una rodaja de melocotón.

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si te gusta el melocotón con piel, puedes dejarlo. Personalmente, prefiero pelarlos.
  • Sé razonable con el helado y la nata montada. Es un postre rico en azúcares y grasas. Consumir con moderación.
  • Fuera de temporada, puedes hacer este postre con melocotón en almíbar y frambuesas en conserva o 1 cucharada de mermelada de frambuesa.
  • Puedes pelar, mondar y filetear las almendras tú. Será mucho más económico.
  • El crocanti de almendras o avellanas también queda muy rico en este postre en lugar de almendras fileteadas.
  • Si no tienes una copa de helado, unos tazones o boles también valen, aunque si no son transparentes se perderá parte de la magia.
  • Sigue el enlace con mis consejos y trucos sobre cómo montar nata. Pronto, publicaré mi helado de vainilla, lo prometo, me faltaba poner apunto la receta y creo que lo encontré.
  • Si quieres más recetas de postres muy fáciles, puedo ofrecerte la mousse de chocolate blanco, que también combina muy bien con frambuesas, bolitas de coco rallado, con solo dos ingredientes, el crumble de arándanos que está para morirse o una sopa de fresas muy fácil, rápida y refrescante.