- Estoy hecho un Cocinillas - https://estoyhechouncocinillas.com -

Receta de níscalos al ajillo con huevos fritos y patatas (rovellons al ajillo)

Níscalos al ajillo (robellones al ajillo)

Receta de níscalos al ajillo con huevos fritos y patatas (rovellons al ajillo)


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g. de níscalos o rovellons
  • 4 huevos de corral
  • 500 g. de patatas para freír cortadas en bastones
  • 4 o 5 dientes de ajo picado
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Limpiar muy bien los níscalos con un paño húmedo o si tienen demasiada suciedad se pueden pasar por el grifo de agua fría. Trocear.
  2. Poner en la sartén 2 o 3 cucharadas de aceite con los ajos. Calentar y cuando los ajos se doren ligeramente, escurrir y reservar.
  3. En el mismo aceite, añadir los níscalos y rehogar un par de minutos. Mojar con el vino y dejar que cueza 2 minutos hasta que el alcohol se evapore.
  4. Tapar y dejar que cueza de 15 a 20 minutos, removiendo con frecuencia, hasta que los níscalos estén tiernos.
  5. Volver a mezclar con los ajos y espolvorear perejil picado. Salpimentar y reservar.
  6. ¡Y ya está! Acompañar con los huevos fritos, las patatas y un buen pan de pueblo. ¡A disfrutar!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si necesitas ayuda, sigue mi guía de consejos para hacer patatas fritas caseras.
  • También puedes preparar los huevos a la plancha en lugar de hacerlos fritos.
  • Los níscalos al ajillo quedan también buenísimos sobre unas rebanadas de pan tostado y untadas con un poco de alioli.
  • El toque de vino blanco es opcional. Lo puedes sustituir por un chorrito de agua.
  • Si todavía estuvieran duros y el líquido se haya absorbido, le añadiremos un chorrito de agua.
  • ¡Recuerda! No hay que excederse dorando los ajos que pueden volverse amargos.