Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Receta de patatas panaderas al horno

Receta de patatas panaderas al horno

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 kg de patatas (de una variedad para hornear)
  • 2 cebollas grandes
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 500 ml de caldo de pollo
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Pelar las cebollas y cortarlas en juliana fina.
  2. En una sartén a fuego medio, calentar las 4 cucharadas de aceite de oliva.
  3. Cuando el aceite esté caliente, añadir la cebolla y sofreírla a fuego medio-bajo hasta que esté tierna y ligeramente translúcida. Remover de vez en cuando para evitar que se queme. Reservar.
  4. Precalentar el horno a 160 °C.
  5. Pelar las patatas, enjuagarlas con agua fría, secarlas y cortarlas en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor.
  6. En una fuente apta para horno, colocar una capa con la mitad de la cebolla. Sazonar ligeramente con sal y pimienta.
  7. Colocar una capa de rodajas de patata (la mitad, más o menos). Añadir sal y pimienta también a esta capa.
  8. Repetir los dos pasos anteriores con el resto de la cebolla y las rodajas de patata.
  9. Mojar con el caldo de pollo, justo al mismo nivel que la última capa de patatas.
  10. Cubrir con papel de aluminio y hornear a media altura durante 1 hora. Los últimos 15 minutos hornear a descubierto si se desea.
  11. Para verificar la cocción de las patatas, pincharlas con un cuchillo. Si este entra fácilmente, ya están tiernas.
  12. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Servir las patatas panaderas como guarnición de carnes y pescados.
  • Cuidado con la sal. Sobre todo si utilizas un caldo de pollo preparado, ya que por lo general estos contienen una cantidad de sal bastante importante.
  • Para darle tu propio toque, agrega otras hierbas a tu elección, como laurel, tomillo, ajo. También puedes añadir un chorrito de vino blanco.
  • Las patatas panaderas se pueden hornear al mismo tiempo que la carne o el pescado. Simplemente, presta atención para sincronizar el horneado de la carne o el pescado para los dos terminen juntos.
  • El caldo de pollo puede reemplazarse por un caldo de verduras, caldo de carne o fumet de pescado para encajar mejor en con el plato que acompaña.
  • Estoy casi seguro de que quieres más patatas. ¿No es así? ¡Estás de suerte! En el blog encontrarás otras recetas de patatas que puedes servir como guarnición. Por ejemplo, el puré de patatas, las patatas paja o el gratin dauphinois, patatas al horno muy típicas de los Alpes franceses.