Estoy hecho un Cocinillas
http://estoyhechouncocinillas.com

Pollo con tomate

Receta de pollo con tomate

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 cuartos traseros de pollo, sin piel
  • 500 g de tomates pera maduros o 400 g de tomates en conserva
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 1 chorrito de vino blanco (opcional)
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cebolla
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil fresco (opcional)
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Pelar la cebolla y picarla finamente.
  2. Pelar los dientes de ajo, cortarlos por la mitad, quitarles el germen y picarlos también muy fino o machacarlos en un mortero.
  3. Si se utilizan tomates frescos, lavarlos bien, quitarles el pedúnculo y cortarlos en trozos.
  4. Triturar el tomate con la batidora y después pasarlo por un colador fino para eliminar restos de pieles y pepitas. Reservar.
  5. Salpimentar los trozos de pollo.
  6. En una sartén u olla, calentar el aceite de oliva.
  7. Cuando esté bien caliente, dorar los trozos de pollo por todos lados.
  8. Retirar el pollo, bajar el fuego y añadir la cebolla picada. Sofreír a fuego medio-bajo unos 8 minutos, hasta que la cebolla esté tierna y ligeramente translúcida. Remover con frecuencia para que la cebolla no se queme.
  9. Agregar el ajo picado, mezclar bien y sofreír un par de minutos más.
  10. Incorporar el vino blanco, mezclar bien y dejar que el alcohol se evapore un par de minutos.
  11. Añadir el caldo de pollo.
  12. Y luego el tomate triturado. Salpimentar.
  13. Reincorporar el pollo dentro de la sartén junto con una hoja de laurel.
  14. Dejar cocer a fuego medio una media hora, hasta que el pollo esté tierno y la salsa haya espesado.
  15. Y ya está. Para terminar, puedes espolvorear, si lo deseas, con un poco de perejil fresco picado. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña el pollo con tomate con unas patatas fritas o arroz blanco y mucho pan para mojar.
  • En la medida de lo posible, elige un pollo de corral.
  • No es necesario añadir azúcar a la salsa de tomate para restarle acidez, pues de eso se encarga la cebolla bien pochada.
  • Para hacer el pollo con tomate, puedes utilizar perfectamente tomate natural o en conserva.
  • El vino blanco es opcional.
  • Esta receta la he preparado con pollo sin piel, pero si te gusta más, puedes dejar el pollo con la piel. En ese caso, al principio de todo, procura dorarla bien hasta que esté un poco crujiente, quedará mejor, ya lo verás.
  • Puedes utilizar los trozos de pollo que más te gusten. A mi me gustan los muslos y contramuslos que son bastante jugosos. Lo puedes hacer perfectamente con pechuga, o incluso 1 pollo entero troceado (doblando las cantidades de ingredientes).
  • En el blog encontrarás más recetas de pollo en salsa. Prueba el pollo en pepitoria, todo un clásico de nuestra cocina, o el pollo a la cerveza, con una salsa buenísima.
  • Si eres amante de las salsas de tomate, aquí te dejo el bacalao con tomate o las albóndigas de pollo con salsa de tomate.