Estoy hecho un Cocinillas
https://estoyhechouncocinillas.com

Filetes empanados

Receta de filetes empanados (marinados con ajo y perejil). Consejos y trucos


Personas: 1 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 filete por persona (150 a 200 g cada uno)
  • Harina de trigo
  • Huevo campero
  • Pan rallado o panko
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta negra molida
Para el marinado:
  • Perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorrito de vino blanco o zumo de limón
Para servir:
  • 1 rodaja de limón

Elaboración

  1. Prepara los filetes. Tienen que tener como máximo medio centímetro de grosor. Pídelos así en la carnicería o pollería o córtalos tú en casa.
  2. Pelar y filetear los ajos.
  3. Lavar, secar y picar el perejil.
  4. Poner a macerar los filetes con el ajo, el perejil y un chorrito de aceite y de zumo de limón o vino blanco. Salpimentar al gusto y mezclar bien.
  5. Dejarlos macerar lo mejor de un día para otro para el máximo de sabor. Con un par de horas ya van a tener mucho sabor. Si vas con prisas, pues con media hora saldrán bastante aceptables.
  6. Poner a calentar abundante aceite para freír en una sartén grande o en la freidora a 170 ºC.
  7. Escurrir los filetes, pasarlos por harina eliminando el exceso, luego por huevo batido (con un poco de sal) y por último por pan rallado.
  8. Freírlos en aceite bien caliente hasta que estén dorados al gusto.
  9. Cuando estén fritos, dejarlos reposar sobre una rejilla o sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  10. Y ya está. Ya los puedes servir con una rodajita de limón. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Con esta receta puedes hacer filetes empanados con la carne que más te guste.
  • El marinado ablanda la carne y hace que quede jugosa.
  • Puedes experimentar con otras hierbas para el marinado, como laurel, tomillo o romero.
  • Utiliza los huevos uno a uno. Si se acaba usa otro. Pero no batas varios a la vez, para no desperdiciar.
  • Puedes usar pan rallado normal o panko, el pan rallado japonés para un extra crujiente.
  • Procura que el pan rallado cubra bien el filete por todos lados. Presiona también un poco el pan sobre el filete para que aguante mejor la fritura.
  • Lo importante para que no queden grasientos es que el aceite cubra por completo los filetes y darles la vuelta una sola vez. Si el aceite se queda a medias, la parte de arriba, al no estar friéndose, va a absorber mucho aceite.
  • Para saber si el aceite está caliente en su punto en la sartén, echa un poco de pan rallado. Si este empieza a burbujear rápido, es que el aceite está. Haz la prueba con un trocito de miga de pan.
  • No obstante, yo recomiendo usar un termómetro de cocina, que es lo que yo hago.
  • Cuando los saques de la fritura, si los dejas sobre una rejilla quedarán más crujientes que con el papel, pues el papel ablanda el empanado.
  • Si el empanado se desmorona, es que el aceite no estaba lo suficientemente caliente.
  • Acompaña con una buena ensalada mixta y/o unas patatas fritas caseras. También valen verduras al vapor o un arroz blanco.
  • En el blog encontrarás más recetas de empanados. Prueba el filete empanado a la japonesa (el tonkatsu) o el schnitzel, un filete empanado estilo vienés. No te puedes perder un cachopo de ternera, el queso frito, los nuggets de pollo, los fingers de pollo o los fingers de queso.

Print Friendly, PDF & Email