Receta de sopa de ajo (sopa castellana). Cocina tradicional

 

Cómo preparar una sopa de ajo o sopa castellana. Un plato de nuestra cocina tradicional, reconfortante y delicioso. Receta fácil paso a paso.

Receta de sopa castellana tradicional. Sopa de ajo. Sopa de pan.

Cómo preparar sopa de ajo. Este invierno me he aficionado a cocinar sopa de ajo o sopa castellana, como también se le conoce. Muy rica y calentita. He preparado esta receta de sopa castellana tradicional para cenas con los amigos, a los que alguna que otra vez les ha caído un buen bol de sopa después de habernos pasado el día esquiando, hasta ha sido la comida que me he llevado al trabajo, en días de mucho frío. La suelo presentar diciendo que es “sopa española”, por eso de que lleva pimentón, o chorizo a veces, ya que, durante este tiempo que he vivido ya en Francia, he podido ver, en supermercados y restaurantes sobre todo, que un plato cocinado “a la española” tiene que llevar forzosamente chorizo o pimentón. Por lo tanto, aquí siempre se come la paella con chorizo y las alitas de pollo “à la espagnole” están adobadas con mucho pimentón. Cosas de clichés, será.

Pues tengo que decir, en lo que respecta a clichés, que cada vez que pongo un pie en la calle veo mucha gente con baguettes bajo el brazo, a cualquier hora del día. Además, que las panaderías buenas siempre se quedan sin baguettes media hora antes de la hora de comer, tanto al medio día como por la noche. Eso es verdad. Bueno, no quiero comenzar una batalla sobre tópicos, así que mejor volvamos de nuevo a la sopa de ajo, que es de lo que trata esta entrada. Me quedan un par de cosas que decir. La primera, que tiene una prima francesa, la sopue d’oignons o sopa de cebolla, que se elabora de forma parecida y que ya contaré más adelante, porque también esta riquísima. La segunda, que estoy contento con ella, pues es fácil, rápida, tiene beaucoup de gout y, además, todo sea dicho, me viene muy bien para gastar la baguette que bajo el brazo traje el día anterior.

¿Quieres saber cómo hacer sopa de ajo o sopa castellana?

Aquí te dejo la receta:

Receta de sopa castellana tradicional. Sopa de ajo. Sopa de pan.
Imprimir

Receta de sopa de ajo (sopa castellana). Cocina tradicional

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 3 o 4 dientes de ajo, laminados
  • 1/2 cebolla, cortada en juliana
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 50 g de tacos de jamón (o más si la quieres bien cargadita)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 de pan del día anterior, cortado en rodajas

Elaboración

  1. Dora los ajos en el aceite de oliva en una olla a fuego medio-bajo, hasta que los bordes empiecen a ponerse un poco marrones.
  2. Reserva una cucharada del aceite de freír los ajos.
  3. Añade la cebolla a la olla, remueve, y déjala pochar a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando, hasta que esté muy blanda.
  4. Por otro lado, pinta una sartén grande con la mitad del aceite de freír los ajos reservada.
  5. En esa sartén, tuesta las rodajas de pan por una mitad a fuego medio-bajo.
  6. Retira las rodajas y vuelve a pintar la sartén con el resto de aceite.
  7. Tuesta, ahora, el pan por el otro lado.
  8. Cuando la cebolla esté pochada, incorpora los tacos de jamón y dóralos durante 1 minuto o hasta que estén un poco más blancos.
  9. Espolvorea el pimentón, remueve para mezclarlo con la cebolla y el jamón y, enseguida, añade el caldo y sube el fuego.
  10. En un bol, rompe el huevo y con un tenedor bate un poco la yema. Esto facilitará que la yema no se cueza toda junta.
  11. Cuando el caldo empiece a hervir, vierte el huevo, remueve bien con el tenedor hasta que el huevo se cuaje un poco y apaga el fuego.
  12. Moja todo el pan en el caldo caliente y tapa la olla.
  13. Deja reposar la sopa de ajo unos minutos antes de servir, para que el pan se empape bien de la sopa.
  14. Y ya está. Tómate tu sopa de pan bien calentita. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve la sopa de ajo en boles de barro.
  • Puedes guardar la sopa de un día para otro, está muy buena, también, recalentada.
  • ¿Te imaginas una sopa castellana con chorizo? Cuando la cebolla esté pochada, añade el chorizo, dóralo un poco, incorpora el caldo y continúa con la receta igual (sin el jamón y sin el pimentón).
  • Puedes utilizar aceite de ajo ya preparado para tostar el pan, en lugar de retirarlo del sofrito. En ese caso, usa una cucharada de aceite de ajo para el pan, y sólo 2 de aceite de oliva normal para la sopa.

 
Clasificado en: receta Sopas y Cremas
Etiquetas:

Ahora ya sabes cómo hacer sopa de ajo o sopa castellana.

¡Hasta la próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Nuria M. dice:

    Hola Damián! De los clichés no se libra nadie, como que los franceses no saben cocinar sin mantequilla, o que la mejor pasta se hace en Italia (la peor que probé fue precisamente allí, jaja). Pero las recetas de toda la vida nunca te decepcionan y una buena sopa de ajo es lo mejor para entonarte y entrar en calor. Hace mucho que no la hago y me han dado ganas de volver a comerla gracias a ti. Un abrazo.

    • Hola! Muchas gracias por tu comentario :-D A mi también me pasa de vez en cuando que me da gana de comer algo que veo por algún blog. Espero que disfrutes de tu sopa! Por cierto, que yo la peor pasta que he probado ha sido en Francia, pues parece ser que es muy normal cogerla un poco de más… :-(
      Un saludo.

  2. uhmmmmmm que maravilla!! la hemos comido en Segovia y Avila pero nunca la he preparado por aquello de que en Alicante hay pocos días de frio, pero ahora es una época ideal, me tengo que poner al lío!

    • Hola Toñi!
      Gracias por el comentario.
      Pues espero que te pusieras al lío con ella. Yo, por mi parte, empieza ya a hacer mucho menos frío por Grenoble, pero espero poder comerla unas poquitas veces más este año.
      Un saludo.

  3. Es fascinante lo diversas que pueden resultar las distintas versiones de una misma receta, incluso las más tradicionales. Me gusta esta versión tuya que no se parece demasiado a la mía (que puedes ver, si te apetece, en http://gastrocinemia.blogspot.com.es/2011/11/sopa-de-ajo.html) Por mi parte, me quedo por aquí: me gusta tu blog. Un cordial saludo.

    • Hola Salvador.
      Me alegra que te guste el blog y te quedes por aquí.
      Lo que dices es totalmente cierto, son innumerables las variaciones que se pueden dar en las recetas. En lo que respecta a tu receta, probaré a separar la yema del huevo, seguro que queda muy rica. Por otra parte, un día podrías probar a tostar el pan con un poco de aceite de ajo, como yo hago, y lo dejes en trozos. A mi realmente me gusta, pues así el pan tiene un sabor a ajo más fuerte.
      Muchas gracias por tu comentario. Nos seguiremos viendo, yo también me quedo por tu blog.
      Saludos.

 
 
 
 
OVH