Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de red velvet cake (pastel de terciopelo rojo)

 

Cómo hacer el red velvet cake, una tarta típica americana compuesta de varios pisos de bizcocho de chocolate rojo y una cobertura de nata y queso crema.

Red velvet cake

El red velvet cake o pastel de terciopelo rojo es una tarta originaria del sur de Estados Unidos. Se compone de varios pisos de bizcocho de chocolate coloreado en rojo y un relleno y cobertura a base de nata y queso crema (a veces también se hace con un roux, parecido a la bechamel, pero eso es otra historia receta). No sólo esta tarta presenta un corte precioso, también está buenísima.

Red velvet cake

Para preparar el red velvet cake es tan fácil como hacer un bizcocho. Como característica diferente hay que decir que el bizcocho no lleva levadura química, sino una mezcla de bicarbonato y vinagre. Pero esto no quita que quede bien esponjoso. Además, hay que hacerse con un colorante rojo que resista bien el horneado. Mejor en gel que líquido.

Red velvet cake

¿Quieres saber cómo hacer el pastel de terciopelo rojo o red velvet cake? Aquí está la receta:

Red velvet cake
Imprimir

Receta de red velvet cake (pastel de terciopelo rojo)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 6-8 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    Para el bizcocho:
    • 230 g de harina de trigo
    • 20 g de maizena
    • 15 g de chocolate en polvo
    • 300 g de azúcar
    • 2 huevos grandes
    • 120 g de mantequilla (en pomada)
    • 180 ml de yogur natural ​​(1 y 1/2)
    • 60 ml de leche entera
    • 1 vaina de vainilla (o 1 cucharadita de concentrado de vainilla)
    • 1 cucharadita de vinagre
    • 1 cucharadita de bicarbonato
    • 1 pizca de sal
    • 3 g de colorante en gel rojo
    Para la cobertura:
    • 500 g de queso crema a temperatura ambiente
    • 330 ml de nata para montar (30 a 35 % de m.g.)
    • 100 g de azúcar glas
    • 1 vaina de vainilla (o 1 cucharadita de concentrado de vainilla)

    Elaboración

    1. Preparación del bizcocho:
      1. Precalentar el horno a 175 °C, calor arriba y abajo.
      2. Engrasar con mantequilla y enharinar dos moldes redondos de 20 cm. Colocar un círculo de papel de hornear en en la base.
      3. En un gran bol, mezclar la harina, la maizena, el chocolate en polvo y una pizca de sal. Pasar esta mezcla por un colador fino 2 o 3 veces para tamizarla y mezclarla bien.
      4. Mezclar el yogur con la leche en un gran vaso o jarra.
      5. En otro bol batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté suave.
      6. Añadir los huevos uno por uno. Batir bien el primero antes de añadir el segundo.
      7. Perfumar con las semillas de la vaina de vainilla o con el concentrado de vainilla.
      8. Agregar el colorante rojo.
      9. Añadir a la preparación roja 4 cucharadas de la mezcla de harinas y chocolate y la mitad de la leche y el yogur.
      10. Batir suavemente con una espátula o varillas con movimientos envolventes de abajo a arriba.
      11. Agregar otras 4 cucharadas la mezcla de harina y chocolate y el resto de la leche y el yogur.
      12. Al igual que antes, incorporar con movimientos envolventes.
      13. Agregar de la misma manera, la mezcla de la harina y el chocolate restante.
      14. En un vaso, mezclar la cucharadita de vinagre con la cucharadita de bicarbonato. Dejar que burbujee unos segundos, luego mezclarlo con la masa para el bizcocho.
      15. Sin perder demasiado tiempo, repartir en los moldes, alisar la superficie y meterlos en el horno.
      16. Hornear de 25 a 30 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro éste salga limpio.
      17. Una vez horneados, sacarlos fuera del horno y dejarlos enfriar unos 15 minutos.
      18. Después, separar los bizcochos de las paredes de los moldes con un cuchillo pequeño. Voltear, desmoldar y retirarles el papel de hornear.
      19. Dejar enfriar sobre una rejilla.
      20. Una vez fríos, envolver con cada uno con film plástico y guardar en la nevera al menos 2 horas o toda la noche.
    2. Preparación del relleno y cobertura:
      1. Montar la nata bien fría. Reservar.
      2. Batir el queso crema, que deberá estar a temperatura ambiente.
      3. Añadir el azúcar glas y la vainilla y continuar batiendo.
      4. Incorporar en dos o tres veces la nata montada. Mezclar suavemente con una espátula de silicona o varillas haciendo movimientos envolventes.
      5. Tapar con film plástico y guardar en la nevera hasta el momento de utilizar.
    3. Montaje del red velvet cake:
      1. Sacar los bizcochos de la nevera y quitarles el film plástico.
      2. Nivelar los bizcochos cortando la parte abombada.
      3. Cortar ahora cada bizcocho por la mitad utilizando un cuchillo de sierra bien largo (o un cortabizcochos) para hacer las capas.
      4. Colocar una mitad de bizcocho en el plato para servir.
      5. Rellenar con la crema de queso y nata.
      6. Colocar otra mitad y seguir montando las capas.
      7. Por último recubrir con el resto del relleno por todos lados. Utilizar una espátula de pastelería para alisar los bordes, o simplemente un cuchillo.
    4. ¡Y ya está! Guardar en la nevera hasta el momento de consumir. ¡Buen provecho!

    Sugerencias, trucos y consejos

    • Se puede decorar el red velvet cake con coco rallado, fresas o frambuesas, fideos de azúcar rojos o con las migas hechas con las partes abombadas cortadas para nivelar los bizcochos.
    • La calidad del colorante es importante. Utiliza un colorante que resista el horneado, como el colorante en gel.
    • Si te decides por utilizar un colorante líquido, añade dos buenas cucharadas.
    • Una vez que se agrega la mezcla de vinagre y bicarbonato se deben meter los bizcochos en el horno rápidamente.
    • La mezcla de yogur y leche es un sustituto del suero de mantequilla o buttermilk que se utiliza con frecuencia en la repostería americana. Si lo encuentras, puedes reemplazar el yogur y la leche por suero de mantequilla o buttermilk.
    • Si no tienes dos moldes iguales, se puede hacer un sólo bizcocho (lo que requerirá más de tiempo de cocción).
    • ¿Tuviste suficiente dulce? Si no, en el blog podrás encontrar más recetas de tartas, como el la tarta Guinness, la tarta mousse de arroz con leche o el fraisier, una tarta francesa con muchas fresas.

     
    Clasificado en: Dulces y Postres receta

    El red velvet cake es una tarta ideal para el Día de San Valentín. Si quieres hacerla en forma de corazón, en este vídeo se muestra cómo transformar un bizcocho redondo en forma de corazón:

     
     

    Te puede interesar...

    Deja un comentario

    Notificación de
    wpDiscuz