Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de rosquillas fritas de Semana Santa

 

Cómo hacer rosquillas fritas. Receta fácil paso a paso. Aprende a realizar uno de los dulces típicos que en mi pueblo se preparan para Semana Santa.

Rosquillas fritas

¡Hola, cocinillas! Te comento, antes de comenzar, que la receta la he llamado rosquillas fritas de Semana Santa para distinguirla un poco del resto, pero en mi pueblo les llamamos simplemente rosquillas. Y es que en mi pueblo, en los pueblos de alrededor y seguramente en la mayor parte del país, por estas fechas son típicos los dulces fritos: rosquillas, flores, canutos… y muchos otros más. Cada uno con su nombre local. Actualmente, la tradición se ha perdido un poco, pero lo que se suele hacer es que un día tu madre se reúne con sus amigas para pasarse el día elaborando estos dulces en grandes cantidades. Dulces que luego se conservan en perolas enormes de cerámica esmaltada.

¿Quieres saber cómo hacer rosquillas fritas de Semana Santa?

Las rosquillas fritas de Semana Santa las vamos a hacer según la receta que se usa en mi pueblo. Son sencillas, pues únicamente se perfuman con canela.

La elaboración costa de cuatro pasos. Primero se hace la masa, luego se da forma a las rosquillas, se fríen en aceite bien caliente y por último se rebozan en azúcar con canela. Lo normal es hacerlo entre varias personas, para poder hacer una pequeña « cadena de producción », una da la forma, otra las fríe y una última las reboza, pues estos pasos hay que hacerlos seguidos.

Aquí tienes la receta:

Rosquillas fritas
Imprimir

Receta de rosquillas fritas de Semana Santa

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 12-15 rosquillas Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de harina
  • 125 g de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 4 sobres dobles de gasificante
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 1 chorrito de leche entera
  • 1 pizca de sal
  • Aceite para freír (de oliva o de girasol)
Para rebozar:
  • 100 g de azúcar
  • 1 cucharadita de canela

Elaboración

  1. Separar las claras de las yemas de los huevos.
  2. En un bol grande, batir las claras hasta que hagan espuma. No es necesario que lleguen hasta punto de nieve.
  3. Añadir por este orden, las yemas, el aceite y el azúcar con una pizca de sal. Mezclar en cada paso.
  4. Disolver los sobres de gasificante en un chorrito de leche y agregarlos a la masa.
  5. Por último, incorporar la harina y amasar hasta que quede una masa homogénea, manejable pero blanda.
  6. Tapar con un paño de cocina limpio y dejar reposar una media hora.
  7. Calentar abundante aceite en una sartén y al lado colocar una rejilla y un plato hondo con el azúcar mezclada con la canela para rebozar.
  8. Cuando esté bien caliente, coger una bolita de la masa y darle forma redonda con el agujero en medio. Así se pueden pasar a freír directamente pero también se pueden dar otras formas como aplanar un poco y
  9. replegar los bordes hacia afuera o hacerles un corte superficial a lo largo. Eso ya a gusto de cada uno.
  10. Freír las rosquillas por tandas, primero por un lado, hasta que esté bien dorada, darles la vuelta y dorarlas por el otro lado.
  11. Sacar las rosquillas y dejarlas reposar un poco sobre una rejilla.
  12. Cuando todavía estén calientes, pero que se puedan manipular sin quemarse, rebozarlas con el azúcar con canela.
  13. Se pueden degustar calientes o dejar enfriar completamente antes de guardar.
  14. Y ya está. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Las rosquillas fritas de Semana Santa se conservan mejor en un recipiente metálico bien cerrado.
  • Cuando se ponen duras, lo tradicional es mojarlas en leche.
  • Para una fritura perfecta, el aceite debe estar bien caliente, pero sin que llegue a humear. Una manera fácil de comprobar si el tiempo es correcto es probar una de las primeras rosquillas que hagamos. Hay a quien les gusta que quedan un poco crudas por dentro.
  • Yo he presentado las rosquillas fritas de semana santa sin ningún aroma añadido, pero le puedes añadir ralladura de limón o naranja o un chorrito de anís, por ejemplo.
  • En el blog encontrarás más recetas de dulces de carnaval. Prueba las Bugnes de Lyon que son unos buñuelos de carnaval típicos de Francia.

Print Friendly, PDF & Email
 

Ahora ya sabes cómo hacer rosquillas fritas de Semana Santa

¿Te ha gustado la receta? 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Espero que te animes a probarla. No dudes en dejar un mensaje más abajo contando tu opinión o si te ha surgido alguna duda o consulta sobre la preparación. ¿En tu pueblo también hacéis rosquillas? Seguro que tienen un toque diferente. ¡Cuéntanoslo!

Por último, si eres fan de todos los dulces fritos que se realizan en este periodo del año, te invito a que le des a « me gusta » y compartas estas estupendas rosquillas fritas en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en Google+Pin it!

¡Hasta pronto!

 
 

Deja un comentario

  Subscribirse  
Notificación de