Receta de ensalada de rúcula, pera y parmesano
 

Cómo preparar una ensalada de rúcula, pera y parmesano. Receta fácil paso a paso. Aderezada con una vinagreta de balsámico y miel. ¡Está buenísima!

ensalada de rúcula, pera y parmesano

Esta receta de ensalada de rúcula, pera y parmesano la aprendí de la misma amiga que me enseñó a hacer el salmón al vapor de los pimientos, cuando vino visitarme a Grenoble. De su visita hace ya casi un año… ¡cómo vuela el tiempo! De la receta, decir que la mezcla de sabor dulce, de la pera, con el saldado del queso y lo raro, raro de la rúcula acompañan muy bien a un buen pedazo de carne a la plancha.

La rúcula es una de las hortalizas a las que tardé en cogerle el gustillo. Al principio me resultaba un sabor un tanto extraño, aunque siempre acababa por volver a comprarla. Algo tiene que tener porque ahora, a pesar de lo poco que me gustaba al princpio y aunque sigo pensando que tiene un sabor raro, raro, puedo decir que me gusta sin dudarlo, ya bien sea en ensaladas o encima de la pizza.
¿Quieres aprender a hacer esta ensalada de rúcula, pera y parmesano? Aquí tienes la receta:

ensalada de rúcula, pera y parmesano

Receta de ensalada de rúcula, pera y parmesano

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil
 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Akane dice:

    Yo me enamoré de la rúcula la primera vez que la probé, me encanta su sabor un tanto amargo, y creo que combina genial con muchísimos ingredientes. Por ejemplo, el queso y la fruta, como en esta fantástica ensalada, buenísima! Qué hambre me ha entrado de repente :).

    Muchas gracias por tus palabras de ánimo por lo de mi abuelo, y por contarme cómo se vive la Pascua por allá, me imagino todos esos escaparates de chocolates preciosos y me pongo también nerviosa, como los niños, jajaja.

    Un abrazo

    • Vaya… veo que no te pasó lo mismo, lo tuyo fue un amor al primer bocado, jeje…
      Sí, a pesar de que al principio no me gustaba ahora opino lo mismo que tú. por ejemplo, una ensalada con tan sólo rúcula y tomates cherry está de vicio.

      Un saludo.