Receta de ravioles du Dauphiné (mini ravioli rellenos de queso fresco, comté y perejil)

 

Cómo hacer ravioles du Dauphiné. Receta fácil paso a paso. Se trata de unos mini ravioli rellenos de queso fresco, queso comté y perejil. Cocina francesa

ravioles du Dauphiné

Entre las muchas cosas (de comer) que he descubierto aquí en Francia están estos ravioli pequeñitos, uno de los platos emblema de una de las regiones colindantes a Grenoble. Los ravioles du Dauphiné, como así se llaman, son unos mini ravioli que se llevan fabricando en la ciudad de Romans y alrededores desde hace siglos. Es una pasta parecida a la italiana, pero algo más elástica y con un relleno a base de queso fresco, comté y perejil. La receta tradicional tal y como se conoce hoy en día data de principios del siglo XIX,  pero fue a finales cuando una viejecita los popularizó cuando empezó a servir en su restaurante los ravioles que ella misma hacía.  Alcanzaron tal popularidad, que no es de extrañar que ahora por toda la ciudad de Romans aún se pueda encontrar señoras (principalmente) que se dedican a la fabricación artesanal de esta pasta delfinesa, las ravioleuses, a las que los puestos de lácteos de los mercados de la zona les revenden sus ravioles recién hechos. Obviamente, también existen empresas que se dedican a su fabricación industrial.

¿Quieres saber cómo hacer ravioles du Dauphiné?

Para hacer esta receta en casa, aconsejo utilizar una bandeja para mini ravioli (o raviolini), pues si no, como son tan pequeños, hacerlos se convierte un sacre boulot. Vamos, que se hace muy pesado. O si no, mirad este reportaje fotográfico sobre la fabricación a mano. Además, se hacen con una harina bastante fina también de la región, tipo T35, bastante difícil de encontrar fuera de ella. Pero, no hay que preocuparse por ello, afortunadamente la harina normal también vale. Se suelen servir con un poco de crème fraîche y emmental rallado, y así, simplemente, están muy buenos, ya que el relleno les da bastante sabor. Por último, también hay que decir que se pueden encontrar con distintos tipos de relleno, a los cuales, no obstante, siendo los únicos que se llaman ravioles du Dauphiné, los que llevan el relleno de esta receta. El resto, simplemente son ravioles.

ravioles du Dauphiné
Imprimir

Receta de ravioles du Dauphiné (mini ravioli rellenos de queso fresco, comté y perejil)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

    Para la pasta:
    • 500 g de harina (normal o harina fina de Romans) y un poco más para enharinar.
    • 250 ml de agua templada
    • 1 huevo
    • 2 claras de huevo
    • 2 cucharadas de aceite de nuez (o aceite de oliva)
    • 1/2 cucharadita de sal
    Para el relleno:
    • 200 g de queso compté, rallado
    • 4 yemas de huevo
    • 50-100 g de hojas de perejil picado (al gusto)
    • 150 g de queso fresco batido (sin sal)
    • 50 g de mantequilla
    Para la cocción:
    • 1 l de caldo de pollo
    Para servir:
    • Crème fraîche
    • Emmental rallado

    Utensilio recomendado: una bandeja para mini ravioli o raviolini.

    Elaboración

    1. En un gran bol, añadir el harina y hacer un volcán.
    2. Añadir todos los ingredientes líquidos en el centro del volcán y la sal.
    3. Remover poco a poco con un tenedor hasta que se compacte.
    4. Amasar en una superficie enharinada, hasta que se obtenga una masa bien lisa y flexible.
    5. Dejar reposar la masa envuelta en film plástico.
    6. Derretir la mantequilla en una sarten y saltear en ella el perejil picado a fuego medio.
    7. En otro bol grande, mezclar bien el queso fresco con las yemas de huevo.
    8. Añadir el perejil y el queso compté y mezclar bien hasta que quede homogéneo.
    9. Estirar la masa hasta que tenga 2 mm de espesor.
    10. Cortar la masa en tiras del tamaño de la bandeja para mini ravioli.
    11. Montar los mini ravioli:
      1. Poner una lámina de masa en la bandeja y hacer los agujeros.
      2. Rellenar con la mezcla de queso y perejil cada agujero.
      3. Pegar por encima otra lámina de masa.
      4. Pasar el rodillo para cortar los ravioli y retirar los bordes.
      5. Cortar una lámina de papel de hornear del mismo tamaño que la baneja.
      6. Poner la lámina de papel encima, darle la vuelta y retirar a la bandeja.
      7. Se pueden apilar con cuidado las diferentes láminas de ravioles ya hechos.
    12. Meter en el congelador los ravioles hasta que se endurezca la masa (de media a una hora).
    13. Llevar a ebullición el caldo de pollo en una olla grande.
    14. Separar los ravioles.
    15. Hervir  la mitad de los ravioles a ebullición suave durante un minuto o minuto y medio.
    16. En un bol, poner un plato pequeño dado la vuelta. Esto servirá para escurrir los ravioli. Nunca usar un colador pues los estropearía.
    17. Sacarlos de la olla cuidadosamente con una espumadera y ponerlos en el bol con el plato para que escurran.
    18. Hervir y escurrir la otra mitad de los ravioli.
    19. Servir enseguida con un poco de crème fraîche y emmental rallado al gusto.

    Sugerencias, trucos y consejos

    • Se pueden preparar con antelación, congelarlos y justo antes de servir, cocerlos en el caldo.
    • Puedes hacer los ravioli a mano, cortándolos de 1 cm x 1 cm, con una rueda dentada, poniendo primero el papel de hornear.

    Fuentes: La raviole du Dauphiné, Wikipedia la-recette-de-cuisine.com

     
    Clasificado en: Arroces y Pastas receta

    Ahora ya sabes cómo hacer ravioles du Dauphiné

    ¡Hasta pronto!

     
     

    Te puede interesar...

    Deja un comentario

    Notificación de
    wpDiscuz