Receta de arroz con costillas y chorizo (arroz en sartén)

 

Cómo hacer arroz con costillas y chorizo. Receta fácil paso a paso. Aprende a realizar este delicioso arroz en sartén. El chorizo le da un puntito muy rico.

Arroz con costillas y chorizo


Hoy vamos a preparar un arroz con costillas y chorizo. En casa, siempre les ha gustado mucho a mis padres el arroz en sartén, así es como lo llamábamos y así decían que era como mejor estaba. Lo hemos comido casi siempre en la casa del campo, hecho al fuego de leña, si el calor lo permitía. Hay varias versiones de este plato que se sucedían con bastante frecuencia: con conejo, con pollo del corral o con costillas de cerdo de la última matanza.

¿Quieres saber cómo hacer arroz con costillas y chorizo?

La receta que os cuento aquí lo llamo arroz con costillas y chorizo porque, aparte de prepararlo casi siempre en el campo, como seguro algunos ya se han imaginado, tanto el conejo como el pollo y hasta el cerdo eran todos del campo. La única diferencia es que en la “receta de familia” se sustituye el chorizo por pimentón, ya que el chorizo casero que elaboran mis padres es poco adecuado para cocinar con él (está mucho mejor asado), pero a mí me gusta ese toque que le da el chorizo “tipo pueblo”. ¡Ah! Y este arroz es para comerlo todos en la sartén, como se ha hecho en el campo de toda la vida, poniéndola en el centro de la mesa. ¡Espero que os guste!

Aquí está la receta:

Arroz con costillas y chorizo
Imprimir

Receta de arroz con costillas y chorizo (arroz en sartén)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de arroz de grano corto
  • 1 pimiento verde, cortado en cuadraditos
  • 250 g de costilla de cerdo en trozos
  • 3 o 4 tomates, rallados
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 o 2 dientes de ajo, pelados y machacados
  • 1 clavo
  • 1/2 de chorizo de pueblo, sin piel y cortado en trocitos (opcional)
  • 1 l de caldo de pollo (*)
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 1 rama de perejil
  • 5 o 6 hebras de azafrán
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de colorante alimentario o cúrcuma (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. En un mortero, machaca las hebras de azafrán con un chorrito de agua caliente para extraer todo su sabor y color.
  2. Pon a calentar en una olla o cazo el caldo de pollo junto con el laurel, el perejil, el azafrán machacado junto con el líquido, la sal y, de manera opcional, el colorante o cúrcuma.
  3. Calienta de 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande.
  4. Añade las costillas y dóralas por todos lados.
  5. Luego, incorpora el pimiento verde y saltéalo junto con las costillas unos 5 minutos a fuego medio.
  6. Añade el tomate rallado, junto con el ajo, el clavo y la media cucharadita de azúcar.
  7. Espera a que el tomate haya perdido casi todo el agua. Remueve de vez en cuando para que no se queme.
  8. Añade el chorizo y retira enseguida del fuego.
  9. Incorpora el caldo de pollo a la sartén con todo. Mezcla bien y vuelve a poner al fuego. Hay que añadir entre 2 y 2 veces y media el volumen del arroz de caldo (si falta, completar con agua).
  10. Sazonar con sal.
  11. Cuando empiece a hervir, añadir el arroz en forma de lluvia.
  12. Deja cocer 10 minutos a fuego medio-fuerte y, luego a fuego lento hasta que el arroz esté hecho, lo que pude ser de 8 a 10 minutos. (*)
  13. Retira del fuego, tapa con un trapo de cocina limpio para absorber los restos de humedad y déjalo reposar 10 minutos tapado.
  14. Y ya está. Sirve y come. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes decorar el arroz con costillas y chorizo con unas tiras de pimiento rojo o pimiento del piquillo. Ponerlas justo antes de taparlo para que cojan temperatura mientras el arroz reposa.
  • No hay que remover el arroz. Si acaso, agitar un poco la paella.
  • Procura que la cocción del arroz sea uniforme. Si el fuego no es lo suficientemente grande, gira la sartén cada poco tiempo.
  • Si te gusta el picante, puedes utilizar chorizo picante o añadirle 1 pimienta de Cayena al caldo.
  • El chorizo se puede sustituir por media o una cucharadita de pimentón.
  • Otras verduras como guisantes o corazones de alcachofa le van muy bien a este plato. Las alcachofas hay que darle unas gotas de zumo de limón para que no se oxiden.
  • (*) Para conseguir una cocción perfecta del arroz, hay que medir bien la cantidad de caldo y controlar el tiempo de cocción recomendado por el fabricante.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas de arroces. Te recomiendo echarle un ojo al arroz negro con sepia y a la paella de marisco. ¡Delicioso!

 
Clasificado en: Arroces y Pastas receta

Ahora ya sabes cómo hacer arroz con costillas y chorizo

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a preparar este arroz. No dudes en dejarme un comentario contándome qué te ha parecido. Para acabar, te invito a que valores la receta, le des a “me gusta” y la compartas en tus redes sociales.

Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en Google+Pin it!

¡Hasta la próxima!

 

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
Anonymous

La foto es muy buena. Hasta hace el efecto que es una auténtica paella mixta.
Hombre, hace ya algún tiempo que lo has publicado y no hay comentarios. No quiero ser descortés, aunque sí soy bastante puritano, pero lo podrías haber llamado de alguna otra manera, por ejemplo arroz con….Y que conste que me hubiese gustado hincar la cuchara, porque estoy seguro que estaría muy bueno.
Por cierto la paella es bastante mas sencilla de confeccionar.
Un cordial saludo.

Anonymous

Buenisimas recettas
Mil gracis
Saludos
Mariange

[…] que llevar forzosamente chorizo o pimentón. Por lo tanto, aquí siempre (siempre) se come la paella con chorizo y las alitas de pollo gout espagnol están adobadas con mucho pimentón. Cosas de clichés, […]

Fernando Ramos

Hola, en un rato comenzaré a prepararla con algunas modificaciones (sacrificando algún ingrediente que no tengo como las alcachofas).
Mañana te cuento como me va.
Saludos y gracias por compartir la receta.
Fernando

Fernando Ramos

Lo prometido es deuda. No voy a perder ni un minuto en discutir si es o no paella. Seguí bastante al pie de la letra la receta que Damián compartió y realmente quedó muy buena. Como había dicho, con algunos faltantes como las alcachofas, pero también agregando improvisaciones, no menores, como cocinarla a las brasas. Es que de vacaciones, siendo verano en Uruguay (Playa Verde, Maldonado) el fuego siempre acompaña bien en la noche. Si si es con un vino blanco frío como en este caso, mucho mejor.

Saludos y gracias
Fernando

[…] vez que hago paella suelo también comprar un buen puñado de langostinos para tomarlos como aperitivo. Esto es una […]

wpDiscuz