Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de tallarines de zanahoria con ajo y guindilla

 

Cómo preparar tallarines de zanahoria con ajo y guindilla. Receta fácil paso a paso. Una manera diferente de elaborar platos ligeros. ¡Están muy ricos!

Tallarines de zanahoria con ajo y guindilla

¡Hola, cocinillas! ¿Qué tal has pasado la Navidad? ¡Espero que bien! Ahora toca volver a la rutina y echar mano de recetillas sanas que nos ayuden a librarnos de esos kilos de más que hemos ganado (si se diera el caso). ¿Qué te parecen estos tallarines de zanahoria? Para mi son una delicia. El toque de ajo y guindilla combina muy bien con la zanahoria. Son, sin duda, un sustituto de la pasta mucho más ligero. ¡Además tiene versión vegana!

¿Quieres saber cómo preparar tallarines de zanahoria con ajo y guindilla?

Hacer los tallarines de zanahoria es la cosa más simple del mundo. Para ello, sólo tienes que tener el buen cachibache que, en este caso, nos basta con un simple pelapatatas o pelador de verduras. Se trata de ir pelando la zanahoria hasta que ya no podamos sacarle más chicha y luego pues la salteamos unos minutos. A mi me gusta dejarla un pelín cruda, que no pierda el toque crujiente (o “crunchy” que dirías si eres molón), pero si te gusta que esté cocida, recomiendo que la hagas al vapor un par de minutos o tres.

Aquí te dejo la receta:

Tallarines de zanahoria con ajo y guindilla
Imprimir

Receta de tallarines de zanahoria con ajo y guindilla

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 750 g de zanahorias (mejor si son gordas y hermosas pues se pueden manipular mejor)
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • ½ guindilla o 1 pimienta de Cayena
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil fresco, al gusto
  • Sal y pimienta
  • Queso rallado para espolvorear (o anacardos molidos para la versión vegana)

Elaboración

  1. Lo primero es formar los tallarines de zanahoria. Comenzar pelando las zanahorias con un pelapatatas o pelador de verduras y luego, con el mismo pelador, pelarlas una y otra vez para ir sacando los tallarines. No es necesario aprovechar toda la zanahoria. Cuando se vuelva difícil seguir pelando, guardar los restos y coger una zanahoria nueva.
    Tallarines de zanahoria
  2. Lavar el perejil y secarlo bien. Quitarle los tallos y picar finamente las hojas.
  3. Pelar los dientes de ajo y los picamos muy fino. Se puede quitar el germen al interior si se desea.
  4. Picar también la guindilla sin las pepitas.
  5. En una sartén, poner a calentar las 4 cucharadas de aceite de oliva, junto con el ajo y la guindilla, hasta que el ajo comience a dorarse (pero no mucho).
    Ajo y guindilla
  6. Añadir ahora los tallarines de zanahoria y saltear a fuego medio-alto 3 o 4 minutos, removiendo con bastante frecuencia. Procurar que los tallarines de zanahoria se empapen bien de la salsa.
  7. Salpimentar al gusto y agregar el perejil picado. Mezclar bien.

    Tallarines de zanahoria con ajo y guindilla
  8. Espolvorear con queso rallado o con anacardos molidos al gusto.
  9. Y ya está. Servir enseguida. En la mesa añadir más queso o anacardos si se desea. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Estos tallarines de zanahoria con ajo y guindilla se pueden servir como primer plato o como acompañamiento.
  • Si deseas una zanahoria cocida, te recomiendo que la cuezas al vapor los tallarines 2 o 3 minutos antes de añadirla a la sartén.
  • os restos de zanahoria que no hayas podido cortar en tallarines puedes guardarlos para utilizarlos para hacer ensaladas, cremas o sofritos.
  • Ten cuidado con la cantidad de picante. Si utilizas pimienta de Cayena, con una que sea pequeña, partida por la mitad, para mi es más que suficiente para que el aceite coja el gusto picante.
  • Un toque de jengibre a este plato, le da también muy buen sabor.
  • Otras versiones que quedan muy ricas de tallarines de zanahoria son sustituyendo las guindillas por atún o por comino.
  • Puedes reemplazar la zanahoria por otras verduras según la temporada como calabaza o calabacín.
  • En el blog encontrarás más recetas ligeras. Prueba la ensalada de escarola, granada y naranja, con una combinación de sabores que sorprende; el rape al horno con limón (con un toque de ajo que le queda muy rico); la merluza en salsa blanca, la primera receta con merluza que aprendí, o, por qué no, un pollo asado, eso sí… ¡sin las patatas fritas!

 
Clasificado en: receta Verduras

Ahora ya sabes cómo preparar unos tallarines de zanahoria con ajo y guindilla.

¡Hasta lo próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de
wpDiscuz