Receta de gambas al ajillo
 

gambas al ajillo

Una de las tapas que suelo preparar mucho para cuando organizo una cena en casa aquí en Francia son las gambas al ajillo. Son muy fáciles de preparar y luego la salsa que queda con el aceite y el ajo, con ese toquecito picante y el regustillo de las gambas está para mojar pan y no dejar gota.

En Grenoble es difícil encontrar en las pescaderías gambas crudas, casi siempre las venden ya cocidas. Además, si las encuentras crudas, no dudes que vas pagar su peso en oro. No obstante, hay una cadena de congelados, que tiene reputación de vender productos de calidad, en la que puedes comprar gambas crudas a un precio bastante aceptable. Y es verdad, si descongelas bien las gambas, están bastante buenas. Es allí donde suelo comprar mi caja de gambas cada vez que necesito gambas crudas para algún plato, como una paella o estas gambas al ajillo.

Lo importante para que las gambas queden perfectas una vez cocinadas es descongelarlas el día anterior en el frigorífico, en un recipiente que les permita no estar en contacto con el agua que se va descongelando. Yo utilizo un molde de silicona para papillotes, que tiene un fondo con agujeros, pero un bol con un colador va parfectamente. Además, no hay que olvidar quitarles el “hilo negro”, para que queden con un sabor agradable.

¿Quieres saber cómo preparar gambas al ajillo? Aquí está la receta:

gambas_al_ajillo_1

gambas al ajillo

Receta de gambas al ajillo

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil
 
Clasificado en: Pescados y Mariscos receta
Etiquetas:
 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hum quel régal. Un très beau plat de crevettes.

  2. samia dice:

    je me vois bien tremper mon pain dans ces délicieuses crevettes.
    bizou

  3. Très beau plat ça doit être très parfumé, moi qui adore les crevettes :)

    • estoyhechouncocinillas dice:

      Tu as raison, mais les deux saveurs de crevettes et d’ail s’accord parfaitement.
      Merci de ton commentaire !