Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de ensalada de ventresca de atún y pimientos asados

 

Cómo preparar ensalada de ventresca de atún y pimientos asados. Una ensalada con pocos ingredientes y llena de sabor. Receta fácil paso a paso.

La ensalada de ventresca de atún y pimientos asados ha sido el plato que mejor recuerdo me ha dejado este verano, aunque sea una ensalada con pocos ingredientes y muy fácil de preparar. A finales de julio, tuve la visita en Grenoble de una amiga que me trajo jamón de bellota en grandes cantidades y un paquete especial que le habían dado para que lo disfrutáramos juntos: una lata de berberechos y una lata de ventresca. Ambos comprados en una tienda gourmet. Así que, uno de los días nos hicimos un aperitivo de vermut con berberechos y como plato esta ensalada de ventresca y pimientos.

¿Quieres saber cómo hacer una ensalada de ventresca de atún y pimientos asados?

El punto fuerte en la elaboración de esta ensalada es el horneado de los pimientos. No deja de ser una tarea fácil, pero requiere un ratito dentro del horno. Una vez horneados, los pelamos y los mezclamos con el atún, un poco de cebolla roja y un toque de comino molido (este último le da un punto muy rico).

Aquí está la receta:

Imprimir

Receta de ensalada de ventresca de atún y pimientos asados

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 lata de ventresca de atún en aceite
  • 2 pimientos rojos grandes (*)
  • 1/2 cebolla roja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • Sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175 ºC, calor arriba y abajo.
  2. Lava bien los pimientos bajo el grifo de agua fría y sécalos concienzudamente.
  3. Unta cada pimiento con aceite de oliva y colócalos en una fuente para horno.
  4. Hornea los pimientos durante unos 45 minutos a media altura. A mitad del horneado dales la vuelta.
  5. Pela y lava la cebolla. Corta la mitad en juliana y macérala con un par de cucharadas de vinagre. Este paso ayuda a suavizar el sabor de la cebolla.
  6. Una vez horneados los pimientos, mételos aún en caliente en un bol y cúbrelo con film plástico. Este paso ayuda a que la piel de los pimientos se separe más fácilmente.
  7. Cuando estén templados, casi fríos, retílares la piel y córtalos en tiras con las manos.
  8. Escurre y seca la cebolla.
  9. En un gran plato llano, coloca una base de tiras de pimientos asados, Ajusta de sal, espolvorea un poco de comino molido y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  10. Coloca por encima la cebolla y la ventresca escurrida y un poco migada. Vuelve a espolvorear un poco de comino y termina con otro poco de aceite.
  11. Y ya está. Con pan recién hecho está de muerte. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si tienes comino en grano, puedes moler media cucharadita en un molinillo de café limpio. Las especias recién molidas tienen mejor sabor.
  • Puedes añadir también unos tomates. A mi me gusta más sólo con pimientos rojos.
  • La maceración de la cebolla es opcional. Si te gusta su sabor en crudo, no dudes en saltarte ese paso.
  • A esta ensalada yo suelo aliñarla sin vinagre, pero si te gusta más, no te cortes en añadirle un par de cucharadas.
  • (*) Fuera de temporada, puedes utilizar pimientos asados en conserva.

 

Ahora ya sabes cómo hacer ensalada de ventresca de atún y pimientos asados

Con esta entrada participo en HEMC#63, orgaizado por LeBonVivant.
hemc #63 - los ingredients de tu verano

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Notificación de

Une recette pleine de soleil. J’adore. Biz

wpDiscuz