Receta de acelgas a la extremeña (acelgas rehogadas con patatas y pimentón de la Vera)

 

Cómo preparar acelgas a la extremeña. Receta fácil paso a paso. Este plato se prepara con acelgas, patatas, cebolla, ajo y pimentón. ¡Están buenísimas!

Acelgas a la extremeña

¡Hola, cocinillas! ¿Sueles cocinar las acelgas? A mi me gustan incluso simplemente hervidas, aderezadas con un poco de aceite de oliva en crudo y ya. No obstante, hoy te propongo estas acelgas a la extremeña. Últimamente las estoy preparando bastante de esta manera y, hasta el día de hoy, es mi plato favorito con acelgas. Una receta de mi tierra que, además de acelgas, lleva patatas, cebolla, ajo y un buen pimentón de la Vera. Además, también les puedes añadir unos huevos revueltos. Aunque a mi me gustan más sin huevo, en la descripción de la receta te pongo cómo hacerlo de las dos formas.

¿Quieres saber cómo preparar unas acelgas a la extremeña? Aquí está la receta:

Acelgas a la extremeña
Imprimir

Receta de acelgas a la extremeña (acelgas rehogadas con patatas y pimentón de la Vera)

Valoración: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g de acelgas
  • 500 g de patatas para freír
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos (opcional)
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. Lavar bien las acelgas, prestar atención pues a veces pueden tener restos de tierra. Separar las hojas verdes de las pencas (la parte blanca). Cortar ambas en trozos finos (juliana). Reservar.
    Acelgas
  2. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Reservar.
  3. Pelar los dientes de ajo, cortarlos por la mitad a lo largo y quitarles el germen. Picarlos muy fino o, también vale machacarlos bien en un mortero o con un exprimidor de ajos. Reservar.
  4. Pelar las patatas, enjuagarlas y cortarlas en trozos finos como si fuera para tortilla de patatas.
  5. Calentar abundante aceite de oliva en una sartén suficientemente grande para que quepan todas las patatas.
  6. Cuando esté caliente, freír las patatas a fuego medio-bajo unos 20 minutos. Remover de vez en cuando para que las patatas que están al fondo no se quemen. Escurrir y reservar.
  7. Cocer las pencas de acelga unos 10 minutos en agua hirviendo o al vapor. Para ahorrar tiempo, yo las cuezo al vapor en la olla exprés, con 5 minutos quedan perfectas.
  8. A mitad de la cocción, añadir las hojas verdes. Es decir, las hojas se cuecen sólo unos 5 minutos (2 si es en la olla exprés). Escurrir y reservar.
  9. En una sartén grande, calentar 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y sofreír la cebolla a fuego medio, hasta que esté tierna y ligeramente translúcida. Hay que remover de vez en cuando para que no se queme.
  10. Agregar el ajo picado, remover bien y sofreír un par de minutos más.
  11. Incorporar las acelgas a la sartén junto con las patatas. Mezclar.
  12. Ajustar el punto de sal al gusto.
  13. Espolvorear la cucharada de pimentón y mezclar bien. Rehogar un minuto, no más, para que no se queme el pimentón.
  14. En este momento se pueden añadir un par de huevos batidos y dejarlos medio cuajados.
  15. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Las acelgas a la extremeña se pueden servir como primer plato.
  • Puedes agregarle unos tacos de jamón, un poco de chorizo o unos trozos de panceta. Los deberás rehogar poco, antes de añadir la cebolla.
  • Ya que las pencas se van a cortar en tiras finas, no será necesario quitarle las hebras previamente.
  • En el blog encontrarás también las acelgas gratinadas con patatas y queso, un plato con el que se puede entrar bien en calor.
  • Si buscas otros platos extremeños, quédate, cómo no, con las migas extremeñas o si buscas algo más fresquito, perfecto para una cena de verano, apúntate el ajoblanco extremeño. ¡Que los disfrutes!

 
Clasificado en: receta Verduras

Ahora ya sabes cómo preparar unas acelgas a la extremeña. Te recomiendo que las pruebes, pues creo que es una de las mejores maneras de cocinar esta verdura. ¡Están buenísimas! Incluso si las acelgas no son de tu agrado, quizá deberías darle otra oportunidad con esta receta. Y ya sabes, tanto si te han gustado, como si no, te animo a que me dejes un comentario contándome qué te han parecido.

¡Hasta la próxima receta!

 
 

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¡Qué “recetón”!
    En mi caso tengo serios problemas para entender a esta verdura. A mi padre le gustan mucho las acelgas pero nunca las he preparado más allá de cocidas y aliñadas con una vinagreta. Como mucho, en un alarde de creatividad les he añadido huevo cocido.
    Esta noche el pobre hombre va a flipar. Por lo que te agradezco la receta y sobre todo la explicación tan clara y sin pretensiones.
    Acabo de descubrirte y ya soy tu mayor fan.

    • Damián dice:

      Muchas gracias por tu comentario. Mensajes como el tuyo le alegran a uno el día :D :D :D
      Espero que os guste la receta tanto como a mi. Ya me dirás se le hiciste flipar a tu padre ;)

      Saludos

      • Pues no flipó. Directamente me hizo la ola. Y mira que eso es difícil. Porque mi padre es un manchego de armas tomar que no te regala un cumplido ni para tu cumpleaños.
        Bromas a parte, quedó muy rico el plato. Y como siempre se confirma que las cosas sencillas hechas con respeto y cariño no tienen precio.
        Lo que dije el otro día. Por aquí me quedo.

        • Damián dice:

          Muchas gracias por tu comentario. Me alegra leer que tanto a tu padre como a ti os gustó la receta. ¡Espero que la disfrutéis muchas veces! Sencillo y muy rico.

          Saludos

 
 
 
 
OVH