Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de ajoblanco extremeño

Ajoblanco extremeño (receta de mi pueblo)

Cuando el termómetro sube, hay afrontar el calor con comidas refrescantes. Para esas cenas de los días en los que hace mucho calor preparo este ajoblanco extremeño, el que he comido desde que era un renacuajo. Así que se trata de la «receta de mi pueblo». La diferencia principal con el famoso «ajoblanco malagueño» es que no lleva almendra y que su elaboración es muy parecida a la de una ensalada pues consiste en mezclar todos los ingredientes, añadir agua bien fría y un poco de pan si se desea y, por último,  aliñarlo al gusto.

¿Quieres saber cómo hacer ajoblanco extremeño?

Yo suelo preparar el ajoblanco extremeño con tomate y pepino, como aparece en la foto. No obstante, existen más variantes que incluyen lechuga, manzana o incluso melón. Normalmente, este plato bien fresquito se toma acompañándolo con alguna otra cosa, como una tortilla de patatas. En mi casa, si no hay tortilla de patatas no es una cena de ajoblanco. ;)

Aquí está la receta. ¡Vamos allá!

Sígueme en Instagram
 
Ajoblanco extremeño (receta de mi pueblo) Imprimir

Receta de ajoblanco extremeño


Porciones: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil
¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 4,00 / 5. Votos: 4

Ingredientes

  • 1 l de agua muy fría
  • 2 tomate grande
  • 1 pepinos
  • 2 cucharadas colmada de alioli (puedes ver la receta aquí)
  • Pan del día anterior
  • Vinagre de Jerez
  • Sal
Opcional:
  • lechuga en juliana
  • melón en dados
  • manzana en dados


Elaboración

  1. En un bol grande, añade el tomate, el pepino, el resto de ingredientes opcionales que desees y el alioli.
  2. Mézclalo todo bien.
  3. Aliña el ajoblanco con un par de cucharadas de vinagre y un poco de sal.
  4. Añade el agua fría a la vez que remueves enérgicamente para mezclar bien.
  5. Probar y rectificar de sal y vinage si necesario.
  6. Y ya esta. En la mesa, puedes añadir unos trozos de pan. ¡Buen provecho!


Sugerencias, trucos y consejos

  • Este ajoblanco extremeño debe servirse muy (muy) frío, para ello el agua debe estar bien fría. Si no es así, conviene enfriar el agua con una buena cantidad de cubitos de hielo.
  • Sirve el ajoblanco como primer plato o como plato único y acompáñalo de una tortilla de patatas, jamón serrano, alitas de pollo…
  • Para preparar el alioli o «masilla» como lo llamamos en mi pueblo, consulta la receta siguiendo el enlace.

Print Friendly, PDF & Email
 
Sígueme en Instagram
 
Clasificado en: receta Sopas y Cremas