Receta de arroz meloso con tacos de jamón serrano

 

Cómo hacer arroz meloso con tacos de jamón serrano. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar este rico arroz de la manera tradicional o con alguna de las variaciones que te proponemos.

Arroz meloso con jamón
Sígueme en Instagram

El arroz meloso con tacos de jamón serrano es una receta sencilla que combina el sabor intenso de un buen jamón con la suavidad del cereal, es perfecto para los días de otoño. Una receta de las de toda la vida que se hace sin complicaciones y con un resultado de diez. Además, seguro que tienes todos los ingredientes en casa.

Toma nota y prepara este rico plato para toda la familia. Esta receta está calculada para dos personas, pero siempre se pueden multiplicar los ingredientes para hacerla para más comensales.

Puedes utilizar cualquier arroz, pero te recomiendo el arroz bomba, ya que el acabado queda más meloso. En cuanto al tomate frito y al caldo, puedes usarlos comprados o hacerlos caseros. Si, por ejemplo, te haces con uno de los jamones serranos que encontrarás en la tienda Nevera Española (https://neveraespanola.com/jamones/serrano/) podrás cortar un trozo de jamón para hacerlo taquitos y podrás utilizar los huesos para hacer un caldo de jamón casero riquísimo. Es totalmente recomendable decantarse por esta opción.

Si no tienes caldo de jamón ni tienes la opción de hacerlo en casa, servirá cualquier caldo de carne, de pollo o de verdura. No te aconsejamos el caldo de pescado para esta receta, ya que le daría un sabor a mar que no es el que buscamos.

Por último, ten en cuenta que los arroces melosos están pensados para cocinar, servir y comer. No lo dejes reposar de más ni lo prepares para el día siguiente, ya que dejará de ser meloso y se pasará absorbiendo todo el líquido, por lo que quedará como una pasta.

El secreto para conseguir un arroz meloso perfecto

El arroz meloso es un arroz que tiene el punto perfecto de cocción y también tiene un punto de salsa bastante espesa. No es lo mismo un arroz al que le sobra agua, que queda con un caldo líquido, que un arroz meloso con una salsa untuosa. Tampoco se trata de utilizar espesantes o natas (como en el caso del risotto). Las claves para conseguir un buen arroz meloso son utilizar la proporción correcta de arroz y líquidos, no utilizar en exceso las grasas (como el aceite o las que pueda aportar, en este caso, el jamón serrano) y no parar de remover suavemente durante toda la cocción. Esto hará que el arroz suelte sus almidones y que estos liguen con los líquidos consiguiendo esa textura perfecta que buscamos en un arroz meloso.

Toma nota de los ingredientes y del paso a paso para elaborar esta receta. Para hacerla tan solo necesitarás una olla en la que te quepan todos los ingredientes que verás más abajo. También puedes optar por una cacerola baja, sobre todo si quieres llevarla a la mesa para que cada cual se sirva su ración. Solo ten en cuenta que quepa todo dentro y no tendrás problema.

Arroz meloso con jamón
Imprimir

Receta de arroz meloso con tacos de jamón serrano

¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 4,50 / 5. Votos: 2

Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 150 gr de arroz blanco tipo bomba
  • 350 gr de caldo de jamón serrano casero
  • 50 gr de vino blanco seco para cocinar
  • 100 gr de jamón serrano para cortar en tacos
  • 1 cucharada de tomate frito casero
  • 1 diente de ajo pequeño
  • ¼ de cebolla dulce o cebolleta
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración

  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar todos los ingredientes. Por un lado, pela y pica el diente de ajo que quede fino y haz lo mismo con la cebolla. Reserva en un bol. Después corta el jamón a taquitos no muy grandes. De medio centímetro, más o menos, estarán perfectos. Reserva en otro bol.
  2. Lo siguiente que haremos será coger una olla de tamaño mediano (o cazuela baja, como te decíamos anteriormente) y poner a calentar el aceite de oliva virgen extra a fuego medio. Una vez esté caliente, añade la cebolla picada y el ajo también picado. Con ayuda de una cuchara de madera, remueve durante unos minutos hasta que veas que van cogiendo color. No tienen que llegar a dorarse.
  3. Ve preparando el jamón serrano cortado en tacos, la cucharada de tomate frito y el arroz y, cuando veas que el ajo y la cebolla están listos, añade primero el jamón. Remueve un poco y agrega después la cucharada de tomate. Remueve un poco más y añade seguidamente el arroz blanco. Sofríe ligeramente el arroz, como un par de minutos será suficiente. Finalmente añade el vino blanco y el caldo de jamón.
  4. Remueve todo bien, deja que hierva durante unos minutos y prueba el caldo para comprobar el punto de sal. Añade sal y pimienta al gusto. Ten en cuenta que el jamón ya es salado. Así que añadir demasiada sal puede arruinar el plato.
  5. Es importante que vayas revisando bien la cocción, ya que el punto del arroz cambia según la variedad y la marca. Así que revisa las instrucciones del paquete para saber cuánto tiempo esperar. Lo más habitual suele ser unos 20 minutos de cocción. Y recuerda remover suavemente para que la salsa vaya ligando.

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Ten en cuenta que el resultado debe quedar meloso y que el arroz continuará absorbiendo líquido una vez que lo hayas retirado del fuego. Controla que no se pase y retira del fuego cuando tenga todavía algo de líquido. Sírvelo para comerlo en el momento.

 
Sígueme en Instagram
Clasificado en: Arroces y Pastas receta

¡Y a disfrutar!

Otras versiones de esta receta

Si además de arroz con jamón te apetece darle algo más de contenido a esta receta, sigue leyendo que te damos algunas opciones para darle un toque diferente añadiendo nuevos ingredientes.

Arroz meloso con tacos de jamón serrano al estilo italiano

Podrás dar un toque italiano a esta receta convirtiendo el arroz meloso en un delicioso risotto, el clásico plato de arroz meloso italiano. Para ello tendrás que sustituir la cucharada de tomate frito casero por dos o tres cucharadas de nata de cocinar o leche evaporada, la que prefieras.

El procedimiento de toda la receta será el mismo que la original salvo por el momento de añadir la nata. En lugar de añadirla antes del arroz como harías con el tomate frito, añádela al final, junto con el caldo (de jamón o el que prefieras utilizar). De esta manera conseguirás un acabado más suelto.

Opcionalmente puedes cambiar también el aceite de oliva por mantequilla. Pero, ya que va a ser una receta con mucho sabor gracias al jamón, te recomendamos dejar el aceite de oliva virgen extra para que sea más saludable. Sin embargo, tú eliges, eres libre de probar la opción que más te seduzca.

En último lugar, para dar el toque final a tu risotto, corta unas láminas finas de queso parmesano y añádelas por encima justo cuando saques el arroz de la olla para servirlo en el plato. El calor lo fundirá ligeramente y le dará el toque perfecto a esta versión estilo italiano.

Arroz meloso con tacos de jamón y setas de temporada

El jamón serrano y las setas son dos ingredientes que combinan a la perfección en la cocina. Si, además, escoges setas frescas salvajes y de temporada, lograrás a tu plato un sabor con toques a bosque perfectamente equilibrado.

Para esta versión otoñal de la receta, necesitarás sustituir la mitad del jamón serrano que vayas a utilizar (si es para dos personas serán 50 gramos y si es para más, calcula la mitad) por setas de temporada. Puedes optar por algunas más conocidas como los boletus o los níscalos, o decantarte por variedades menos populares (también más caras, pero utilizaremos poca cantidad) como las trompetas de la muerte o los rebozuelos.

El resto de la receta será igual, salvo que tendrás que incorporar las setas junto con el ajo y la cebolla para que se cocinen unos minutos. De lo contrario, quedarían demasiado crudas. Para el corte, recuerda que tengan un tamaño pequeño, pero que sea apreciable al masticar. No las dejes muy machacadas.

Arroz meloso con tacos de jamón y alcachofas

Si las setas son un acompañamiento perfecto para el jamón serrano, otra de sus compañeras ideales es la alcachofa. Si bien en esta versión te proponemos que la sirvas como acompañamiento y no como otro ingrediente del plato. Ya verás que queda riquísimo.

Para esta versión puedes escoger entre una alcachofa para cada dos personas o una por persona. Depende de lo que os guste la alcachofa en casa. Tendrás que pelarla y limpiarla bien, dejando el cogollo partido en 4 porciones.

Una vez la tengas lista, en una olla con agua, pon una pizca de sal y un chorrito de zumo de limón. Tendrás que cocerlas durante unos 10-15 minutos. El objetivo es que se hayan cocinado un poco, pero no que queden muy blandas.

Una vez las tengas hervidas, resérvalas y comienza con la receta original de arroz con jamón, pero coloca los cuartos de alcachofa en el aceite para que se doren un poco antes de añadir a la olla la cebolla y el ajo. Ten cuidado y ayúdate de unas pinzas de cocina para que las alcachofas no se rompan. Dales un golpe en la sartén con el aceite, sácalas y colócalas en un plato con papel de cocina para retirar el aceite.

Después continúa con la receta y acompaña el arroz meloso con jamón con estas deliciosas alcachofas. Para potenciar el sabor, unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal harán el resto.

Arroz meloso con tacos de jamón y habitas tiernas

Esta variación de la receta original es una versión más de la huerta. Sobre todo, si consigues habas tiernas frescas en primavera será el momento perfecto para preparar este arroz. Aunque también puedes utilizar habas en conserva, los ingredientes frescos de temporada siempre dan un toque extra a tus platos.

Para esta variación tendrás que hacer la receta original de la misma forma, pero sustituyendo una parte del jamón serrano por habas tiernas. Serían unos 40 gramos de habas tiernas y unos 60 gramos de jamón.

Tendrás que añadirlas a la receta en el mismo momento en el que añadas el jamón serrano cortado en tacos, sofriéndolas junto con el jamón brevemente para que desprendan todo su sabor.

A la hora de remover el arroz en la olla, ten en cuenta que las habas tiernas son frágiles. Removerlas bruscamente o en exceso puede hacer que se rompan o se deshagan. Así que para esta versión deberás tener un poco más de cuidado al remover el arroz durante la cocción.

Arroz meloso con tacos de jamón serrano y ajos tiernos

Los ajos tiernos son una variante del ajo con un sabor mucho más suave y con más posibilidades en la cocina. Al no tener un sabor tan fuerte y tener una textura más parecida a otras verduras, son una opción muy rica para incorporar en todo tipo de arroces. En este caso, un plato con arroz, jamón y ajos tiernos tendrá una combinación perfecta de sabores.

Para esta variación de la receta original lo que tendrás que hacer es eliminar el diente de ajo y cambiarlo por dos ajos tiernos. Tendrás que limpiarlos y cortarlos en trozos de unos 2 centímetros. Sigue la receta como te hemos explicado, pero añade el ajo tierno en lugar del diente de ajo picado.

Del mismo modo que pasa con las habas, ten en cuenta que el ajo tierno es frágil y quebradizo. No pasa nada si se va deshaciendo ligeramente en el guiso, pero también es agradable que quede algún trocito entero para ir comiéndolo junto con los trocitos de jamón.

Además de todas las opciones que te hemos recomendado, esta receta ofrece muchas posibilidades para añadir tanto otras carnes como otras verduras o legumbres y conseguir un resultado muy rico. Al fin y al cabo, el jamón serrano es un ingrediente que combina a la perfección casi con cualquier otro alimento típico de la cocina mediterránea. Pero, si no te sientes con ganas de innovar en la cocina, no hay problema, sigue la receta original y descubrirás un plato sencillo y rico.

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x
()
x