Icono de RSSfollow us in feedly Icono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagram Icono EmailIcono Pinterest

Receta de puerros gratinados con bechamel

 
Puerros gratinados con bechamel

¡Hola, cocinillas! ¿Te gusta el puerro? Para mi es una de las verduras más ricas que conozco. Sí, bueno… es difícil de creer cuando lo dice alguien al que le gustan mucho las verduras, pero desde siempre me ha encantado su sabor. Y… ¡Oye! Todavía no había presentado aquí un plato en el que el puerro sea verdaderamente el protagonista, tal y como lo encontramos en esta receta de puerros gratinados con bechamel. Si acaso, lo más parecido son los raviolis de salmón y ricotta con salsa de puerro, que están que te mueres. El resto de recetas utilizan el puerro como un ingrediente más para aromatizar caldos, preparar sofritos o para una crema de verduras. Hoy, todo eso va a empezar a cambiar.

¿Quieres saber cómo hacer puerros gratinados con bechamel?

Para preparar estos puerros gratinados con bechamel vamos a rehogar primero los puerros en una sartén y luego los vamos a juntar con la bechamel. Hasta ahí suena bastante fácil, ¿verdad? Pues sólo nos queda meterlos en el horno y esperar.

Puerros gratinados con bechamel (ingredientes)

Aunque luego los vamos a tener un buen rato en el horno, el paso previo de la sartén es necesario para que al final queden bien hechos se hagan bien. Además, de que el sabor del puerro mejora mucho si se rehoga un poco.

Aquí está la receta:

Puerros gratinados con bechamel
Imprimir

Receta de puerros gratinados con bechamel


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 750 g de puerros (*)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • Queso rallado (parmesano, emmental…)
  • Sal y pimienta negra molida
Para la bechamel:
  • 500 ml de leche entera
  • 30 g de mantequilla
  • 30 g de harina
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta negra molida
Opcional:
  • 2 cucharadas de crème fraîche o de crema agria
  • Unas gotas de zumo de limón

Elaboración

  1. Cortar los puerros para separar las hojas de la parte blanca. Separar las hojas y lavarlas bien. Cortar la parte blanca por la mitad y lavar entre las capas de la parte que estaba al lado de las hojas pues muchas veces quedan restos de tierra ahí.
  2. Cortar la parte blanca de puerros en trozos. Yo suelo trocear también las hojas, salvo las puntas si están secas. Reservar.
  3. Pelar los dientes de ajo y picarlos finamente. Esto se puede hacer con un exprimidor de ajos.
  4. En una sartén, calentar el aceite de oliva y sofreír en ella los puerros a fuego medio-bajo unos 7 u 8 minutos, pero sin que lleguen a dorarse. Remover con frecuencia para evitar que se queme.
    Puerros gratinados con bechamel (rehogar)
  5. Incorporar el ajo picado,mezclar bien y rehogar un par de minutos más.
    Puerros gratinados con bechamel (ajo)
  6. Preparar la bechamel:
    1. En un cazo, poner a derretir la mantequilla.
    2. Cuando empiece a burbujear, añadir la harina y tostar un par de minutos para que pierda el sabor a crudo.
    3. Añadir la leche en 2 o 3 veces y remover enérgicamente con unas varillas o cuchara de madera para que no se formen grumos.
    4. Calentar a fuego medio alto removiendo con frecuencia unos 3 o 4 minutos.
    5. Retirar del fuego, salpimentar y espolvorear nuez moscada rallada al gusto.
  7. Precalentar el horno a 180 ºC.
  8. Incorporar la bechamel a la sartén junto con los puerros.
    Puerros gratinados con bechamel (agregar bechamel)
  9. Añadir las dos cucharadas de crème fraîche o de crema agria.
    Puerros gratinados con bechamel (crème fraîche)
  10. Así como también unas gotas de zumo de limón.
    Puerros gratinados con bechamel (limón)
  11. Transferir a una fuente para horno. Procurar que sea una fuente en la que queden 1 o 2 dedos para llegar al borde.
    Puerros gratinados con bechamel (fuente)
  12. Espolvorear la superficie con queso rallado.
    Puerros gratinados con bechamel (queso rallado)
  13. Hornear a media altura unos 20 minutos. Al final, poner el horno en posición grill y gratinar el queso hasta que esté dorado al gusto.
    Puerros gratinados con bechamel (hornear)
  14. Y ya está. Dejar reposar de 5 a 10 minutos antes de servir. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes utilizar estos puerros gratinados como un pequeño primer plato o incluso como acompañamiento.
  • Si quieres hacer la receta más ligera, puedes espesar la bechamel con una o dos cucharadas (generosas) de maicena, en lugar de la mantequilla y la harina. Para ello, calienta primero la leche y luego añade las cucharadas de maicena disueltas en leche fría. Calentar mientras se remueve hasta que haya espesado. Salpimentar y añadir nuez moscada.
  • Se puede congelar antes de hornear. Para cocinarlo en este caso, se puede meter directamente en horno precalentado hasta que esté gratinado por encima. Obviamente, tardará algo más.
  • El tamaño de la fuente es importante, si la llenamos muy hasta arriba se corre el riesgo de que se desborde en el horno.
  • Aquí encontrarás cómo hacer bechamel con más detalles.
  • En el blog encontrarás muchas más recetas de verduras gratinadas. Prueba las acelgas gratinadas con patatas y queso, la coliflor gratinada con bechamel y queso o unas riquísimas patatas gratinadas con bechamel.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: receta Verduras
Etiquetas:

Puerros gratinados con bechamel (reposo)

Ahora ya sabes cómo hacer puerros gratinados con bechamel

¿Te ha gustado la receta?

Espero que te hayan dado ganas de probarla. No dudes en contarme qué te ha parecido dejando un mensaje en la sección de comentarios. Por último, si te encantan los platos con una buena capa de queso gratinado por encima, te invito a que compartas estos deliciosos puerros gratinados con bechamel en tus redes sociales y hagas clic en el botón de « me gusta ».

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de