Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de gachas dulces (de todos los santos)

Gachas dulces de Todos los Santos

¡Hola, cocinillas! Estas gachas dulces son un dulce típico de mi pueblo. Se preparan el día de Todos los Tantos y allí las llamamos las gachas de anís. El plato es bastante sencillo de preparar. La parte más difícil es tostar el harina, pero si no se quema, el resto es echar los ingredientes y esperar que espese..

La cantidad de azúcar, alcohol y leche en estas gachas dulces son las que yo suelo usar, pero, como en toda receta puedes variar cualquier ingrediente dependiendo de lo que más te guste. Además, cuando vayas a comerlas, puedes añadirle un poco más de leche o anís, según lo que te apetezca.

¿Quieres saber cómo hacer gachas dulces?

En mi pueblo, las gachas dulces se suelen cocinar temprano el primero de noviembre para dejarlo enfriar durante toda la mañana. Cuando mi madre las preparaba, el olor a matalauva (el anís) inundaba la casa al despertar y mientras desayunaba miraba de reojo las gachas esperando a que estuvieran frías…

Recuerdo perfectamente a mi madre decir: «Ni se te ocurra comértelas calientes… ¡o te dolerá la tripa después! Aún no se si es verdad o sólo lo decía para que no me pegara un atracón de gachas…

Aquí está la receta:

Gachas dulces de Todos los Santos

Receta de gachas dulces (de todos los santos)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 250 ml de agua
  • 250 ml de leche entera
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de anís molido
  • 1 chorro de aguardiente
  • Aceite de oliva para freír.
  • Trozos de pan.

Elaboración

  1. En una sartén, pon a calentar el aceite para freír a fuego medio-alto. Cuando esté caliente, echa los trozos de pan y fríelos por cada lado hasta que estén dorados. Cuidado que se pueden quemar rápido.
  2. Cuando estén fritos, escurre los tostones en papel de cocina  y reserva.
  3. En una sartén a fuego bajo, tuesta la harina hasta que coja un color marrón claro. Esto ayudará a quitarle el sabor a harina.
  4. Cuando la harina esté tostada, añade el agua y la leche. Remueve enérgicamente para que no queden grumos.
  5. Cuando espese, añade el azúcar, la cucharadita de anís y el chorro de aguardiente y remueve.
  6. Cuando esté ya bastante espeso, añade un último chorrito de leche, remueve y retira del fuego.
  7. Vierte las gachas sobre los cuencos para servir y añade los tostones por encima.
  8. Deja que se tiemple y luego guárdalas en la nevera al menos un par de horas para que se enfríen.
  9. Y… listas para comer. ¡Disfruta de tus gachas!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes hacer las gachas dulces solo con leche.
  • No es necesario que lleven tostones. También puedes hacer los picatostes al horno si los quieres más ligeros.
  • Antes de comerlas, puedes echarles un chorro de leche por encima. O también de anís o aguardiente, ya sabes que sobre gustos…
  • Si las gachas dulces te quedan con grumos, no dudes en usar la batidora y pasarlas por un colador.
  • En el blog encontrarás más recetas típicas de Todos los Santos.

 
Clasificado en: Dulces y Postres receta

Ahora ya sabes cómo hacer gachas dulces

¿Te ha gustado la receta? Espero que te hayan dado ganas de preparar unas gachas dulces. A mi es un sabor que me transporta al pueblo, a mi niñez.

No dudes en dejarme un comentario para contarme tu opinión. Tanto si te han gustado como si no, me interesa mucho saber qué te han parecido. Aprovecha y cuéntame también tus sugerencias o hazme saber si hay alguna parte de la receta que necesite aclaración. Estaré encantado de ayudarte.

Si eres fan de las recetas tradicionales, te animo a que dejes tu voto de apoyo al blog haciendo haciendo click en «me gusta» y compartiendo estar estupendas gachas dulces de todos los santos en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!