Receta de garbanzos con bacalao y espinacas (potaje de vigilia)

 

Cómo preparar garbanzos con bacalao y espinacas. Receta fácil paso a paso. Un guiso que, por motivos religiosos, es típico en tiempo de Cuaresma.

Garbanzos con bacalao y espinacas

Potaje de vigilia. Esta entrada explica cómo preparar garbanzos con bacalao y espinacas. Se trata del típico potaje de Semana Santa. No obstante, de lo bueno que está no hay que dudar en prepararlo en cualquier otro momento.

¿Quieres saber cómo hacer un potaje de garbanzos con bacalao y espinacas? El potaje de vigilia.

Como casi todos los pucheros de legumbres, los garbanzos con espinacas y bacalao son muy sencillos de preparar.

¡Vamos con la receta!

Garbanzos con bacalao y espinacas
Imprimir

Receta de garbanzos con bacalao y espinacas (potaje de vigilia)


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 250 g de garbanzos
  • 250 g de bacalao
  • 300 g de espinacas
  • 1 cebolla grande (o 2 pequeñas)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 2 clavos de olor
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 zanahoria (opcional)
  • 1 puerro (opcional)
  • 1 nabo (opcional)
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. Lo primero de todo es desalar el bacalao. Para ello, hay que meterlo en agua fría en la nevera y tenerlo al menos 24 horas antes de preparar la receta. Cambiar el agua cada 8 horas durante el proceso.
  2. Para los garbanzos, hay que dejarlos en remojo en agua fría al menos 12 horas antes de preparar la receta.
  3. Una vez remojados los garbanzos y desalado el bacalao, podemos comenzar.
  4. Escurrir los garbanzos. Llenar la olla con 1,5 l de agua. Si te gustan con mucho caldo, puedes añadir más agua en este paso.
  5. Pelar y lavar la cebolla. Cortarla por la mitad. En una mitad clavar los clavos de olor. La otra mitad la picarla finamente.
  6. Opcionalmente también lavar y pelar el nabo, la zanahoria y el puerro. Cortar en trozos grandes.
  7. Pelar los dientes de ajo y partirlos por la mitad.
  8. Añadir a la olla la cebolla claveteada, los ajos y las hojas de laurel. Opcionalmente también el nabo, el puerro y la zanahoria. Salpimentar.
  9. Cuando empiece a hervir, añadir los garbanzos y cocer a fuego medio en olla tapada, durante 1 hora y media a 2 horas desde que empiece a hervir de nuevo. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tipo y tamaño de los garbanzos. Durante la cocción, verificar de vez en cuando que disponen de suficiente caldo. Si no, añadir un poco de agua caliente. Además, darle unas vueltas a la olla para moverlos. Probar los garbanzos para verificar la cocción. En olla exprés bastará con unos 30 minutos desde que empiece a silbar.
  10. Mientras los garbanzos cuecen, poner a calentar en un cazo a fuego medio los huevos. Cocer 8 minutos desde que el agua rompa a hervir. Una vez cocidos, dejarlos enfriar, pelarlos y cortarlos en trocitos, gajos o rodajas.
  11. Calentar el aceite de oliva en una sartén y sofreír la cebolla a fuego lento hasta que esté tierna y translúcida. Añadir la cucharadita de pimentón y rápidamente mezclar retirar del fuego.
  12. Lavar bien las espinacas, quitarles los tallos y cortarlas en trozos.
  13. Cortar el bacalao en trozos.
  14. Cuando los garbanzos estén tiernos, retirar la cebolla claveteada, los ajos, las hojas de laurel y el resto de verduras.
  15. Incorporar el sofrito a los garbanzos, así como las espinacas y el bacalao. Cocer de 5 a 10 minutos más, dependiendo del tamaño de los trozos de bacalao. Si las espinacas son congeladas, hay que esperar unos 5 minutos antes de añadir el bacalao.
  16. Rectificar de sal.
  17. Y ya está. Sirve los garbanzos con el huevo cocido. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Sirve los garbanzos con bacalao y espinacas como primer plato.
    Asegúrate de haber desalado bien el bacalao antes de preparar la receta.
    Se puede utilizar bacalao desmigado, que también habrá que desalar previamente.
  • El huevo cocido es opcional.
  • Puedes añadir una ramita de cilantro, mi abuela lo hace y le da un toque muy rico.
  • Añade un poco de bicarbonato para acelerar la cocción de los garbanzos. Esto también puede servir si los garbanzos no han sido remojados previamente. No obstante, el añadir bicarbonato cambia un poco el sabor del plato.
  • Si te gustan los guisos de cuchara, en el blog encontrarás las recetas de fabada asturiana, lentejas con chorizo y hasta garbanzos con callos.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: Legumbres receta

Potaje de vigilia

Ahora ya sabes cómo hacer potaje de garbanzos con espinacas y bacalao.

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a probarla. No dudes en dejarme un comentario para contarme qué te ha parecido o si te ha surgido alguna duda sobre la preparación.

Y por último, si eres fan de la comida tradicional, dale al botón de «me gusta» y comparte estos rico potaje de garbanzos con bacalao y espinacas en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de