Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de pan de ajo

Pan de ajo

Esta entrada describe cómo preparar pan de ajo. Una receta que podrás preparar en un plis plas y servir para picar antes de la comida o para acompañar carne a la plancha, charcutería, e incluso, pasta.

¿Quieres saber cómo hacer pan de ajo?

En esta receta encontrarás paso a paso todos los detalles. ¡Vamos allá!

Pan de ajo

Receta de pan de ajo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 baguette de pan
  • 2 dientes de ajo (más o menos, al gusto)
  • Perejil fresco
  • 50 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175ºC, calor arriba y abajo.
  2. Corta el pan en rodajas de más o menos 1 dedo de grosor. Mejor si realizas un corte diagonal.
  3. Pela los dientes de ajo y machácalos en un mortero con un poco de sal hasta obtener una pasta.
  4. Lava el perejil fresco y sécalo. Quédate sólo con las hojas y pícalas finamente. Desecha los tallos.
  5. Mezcla el ajo machacado junto con el perejil picado y la mantequilla.
  6. Unta las rodajas de pan de la mezcla de mantequilla ajo y perejil por ambos lados.
  7. Coloca todas las rodajas de pan sobre la rejilla del horno y hornea a media altura, hasta que el pan esté dorado a tu gusto.
  8. Dales la vuelta a las rodajas de pan y, si fuera necesario, termina el horneado por el otro lado.
  9. Y ya está. Sírvelo enseguida. Calentito está bien bueno. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Lleva a la mesa el pan de ajo en una cesta de pan y tápalo con una servilleta de algodón para que se conserve caliente más tiempo.
  • Para los amantes del queso, espolvorea con tu queso rallado favorito cuando des la vuelta a las rodajas de pan. Y… ¿por qué no? Añádele, también, unas lonchas finas de bacon cortadas en trozos muy pequeños. ¡Queda exquisito!
  • Las cantidades en la receta son a gusto del consumidor. Ajusta la cantidad de ajo, perejil y mantequilla a tu antojo.
  • Puedes colocar una bandeja de horno en la base del mismo para que recoja las migas que se puedan caer y facilite la posterior limpieza.
  • Si la mantequilla está a temperatura ambiente será más fácil de mezclar, si no, costará un poco más hasta que coja un poco de calor.
  • Pruébalo de acompañamiento de un schnitzel, el famoso escalope vienés.

 
Clasificado en: aperitivos horno receta
Etiquetas: