Receta de flan de huevo y queso fit (postre sin azúcar y alto en proteínas)

 

Cómo hacer flan de huevo y queso fit. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar este delicioso flan proteico sin azúcares para que te deleites sin remordimientos.

Flan proteico de huevo y queso sin azúcar. Postre fit

¡Hola, cocinillas! Hoy te propongo una receta fit, es decir, una receta sabrosa pero saludable, una oportunidad única para seguir degustando un postre rico sin azúcar y sin preocuparse por el número de calorías. Solo necesitamos dos ingredientes, así que la receta no debe ser muy complicada.

¿Quieres saber cómo hacer este flan de huevo y queso fit?

Para elaborar este postre fit sin azúcar y alto en proteínas, tomamos como base el flan de huevo de Bonviveur y lo transformamos para que sea un poco más ligero, pero no por ello menos cargado de matices. Y un consejo previo antes de ponerte manos a la obra, no te confíes, este flan fit de queso y huevo llena mucho y engaña a la vista.

Estos son los ingredientes básicos, ya con esto obtenemos un postre que se asemeja mucho a un flan e incluso a una panna cotta italiana, pero si queremos ganar en dulzor podemos añadir un poco de edulcorante, miel o darle un toque de sabor a limón con un poco de ralladura o, incluso, vainilla.

Flan proteico de huevo y queso sin azúcar. Postre fit
Imprimir

Receta de flan de huevo y queso fit (postre sin azúcar y alto en proteínas)

¡Puntúa en primer lugar!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 gramos de queso batido
  • 2 huevos
  • Opcional: caramelo fit
  • Opcional: un poco de edulcorante o pasta de dátiles
  • Opcional: ralladura de limón o concentrado de vainilla
Material:
  • Moldes para flan

Elaboración

  1. Vertemos los 500 gramos de queso batido en un bol junto a los huevos y comenzamos a batir. Si queremos darle sabor podemos añadir a esta mezcla el edulcorante, la ralladura de limón, caramelo de dátiles o trozos de chocolate negro con alto porcentaje de cacao, mínimo el 75%.
  2. Al tiempo que integramos los ingredientes y obtenemos una crema de huevo y queso precalentamos el horno a 200 grados centígrados. Vertemos la mezcla en moldes para flan que colocamos en una bandeja de horno al baño maría y horneamos durante unos 15 o 20 minutos, dependiendo de la potencia del horno. Si se desea, se pueden forrar los moldes con caramelo fit.
  3. Una vez nuestro postre tenga textura de flan, sacamos del horno y dejamos reposar, sin desmoldar hasta que haya pasado al menos una hora. Si están bien hechos, los flanes deberán caer del vaso con un pequeño golpe.

 

Sugerencias, trucos y consejos

Pequeños trucos

  • Para calentar en el horno al baño maría primero ponemos un recipiente alto y plano sobre la bandeja de horno que será el lugar donde posaremos los vasos con el flan. Tras esta tarea, añadimos agua hasta que alcance la altura del flan, pero teniendo cuidado de que el agua no moje el flan. Después, introducimos la bandeja y dejamos hornear.
  • Si el flan lleva solo queso y huevo, sin ningún tipo de edulcorante, su sabor va a ser un tanto pesado, quizás aburrido. Para evitar esto existen muchas opciones, desde incluir la ralladura de limón para darle un toque cítrico hasta preparar caramelo de dátiles.
  • Esto se consigue con dátiles hidratados y sin hueso y agua hirviendo. En una batidora, introducimos 180 mililitros de dátiles y 200 de agua hirviendo y trituramos hasta obtener una crema densa y fina. Cuando la tengamos, dejamos enfriar en un bote de cristal.
  • La pasta fría de dátiles, o caramelo, se puede añadir al flan antes de hornear o bien una vez ya haya salido del horno y esté listo para consumir. Si optamos por esta segunda vía, pero no somos muy amantes de los dátiles, la alternativa es un poco de miel, que también se puede acompañar de frutos secos.
  • La esencia de vainilla, que también está presente en la receta de Bonviveur, es otra vía para darle un toque más dulce al flan, aunque eso supone que resta un poco la capacidad de ser fit. En cualquier caso, con estas cantidades es suficiente para cinco raciones.
  • Para obtener un postre más cremoso, en lugar de incluir 500 gramos de queso batido, podemos utilizar la mitad, solo 250 gramos, y el resto completarlo con queso de untar light. Del mismo modo, la receta queda más completa si utilizamos más cantidad de huevo, pero no el huevo íntegro, sino solo las claras.
  • Así, podemos batir primero cuatro claras de huevo hasta que queden blancas pero sin alcanzar el punto de nieve y después continuar con la receta descrita: huevos, queso, edulcorante y batir todo.

Cómo servir el flan de queso

  • El flan se sirve una vez frío y debe ser fácil de desmoldar. Podemos acompañarlo con topping saludables, como frutos rojos, miel, mermelada casera, compota o frutos secos.
  • Una receta fit, saludable y que puede ser una buena alternativa a otros postres más calóricos, de los que conviene no abusar, aunque tampoco renunciar a ellos.

 
Sígueme en Instagram
Clasificado en: Dulces y Postres receta

 

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments

[…] This content was originally published here. […]

 
 
 
 
1
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x
()
x