Motivos por los que deberías comprarte una Air Fryer

 
Motivos por los que deberías comprarte una Air Fryer
Sígueme en Instagram

Obtener patatas fritas crujientes por fuera y tiernas dentro con sólo una cucharada de aceite parece imposible… ¿verdad?

Pues bien, ¡sí que se puede! Las freidoras sin aceite, freidoras de aire o air fryer no sólo permiten hacer patatas fritas mucho más sanas, sino también todo tipo de preparaciones.

Si estás considerando comprar una freidora en Black Friday, aquí te damos todos nuestros motivos por los cuales merece la pena hacerse con este nuevo electrodoméstico.

¿Cómo funciona una freidora sin aceite?

La denominada fritura de aire se consigue gracias a un sistema de calentadores infrarrojos que calientan el aire, junto con ventiladores que lo hacen circular rápidamente dentro de la máquina.

En pocas palabras, se trata de un método de cocción bastante similar al de un horno de ventilador aunque tiene la ventaja de concentrar el calor y estar bien aislado, por lo que no aumenta la temperatura en el entorno.

Gracias a esta tecnología, basta con añadir una cucharada de aceite a sus preparaciones para cocinar alimentos frescos e incluso congelados. Además, al contrario que una fritura normal, necesita menos vigilancia por lo que se pueden realizar otras tareas durante su uso.

La freidora sin aceite: ¿un aparato realmente útil?

Vayamos directamente al meollo de la cuestión: ¡el precio!  Aunque es obvio que estos aparatos son más caros que las freidoras tradicionales, tienen muchas ventajas que compensan el precio, como te vamos a mostrar más abajo.

Las freidoras sin aceite cuestan entre 150 y 250 euros, según la marca y las características del producto. Por este motivo puede ser interesante aprovecharse de las ofertas de Black Friday.

Más seguro que una freidora convencional

A mucha gente le da reparo ponerse a freír por miedo a quemarse con el aceite caliente. Y tienen toda la razón, con el aceite caliente, un accidente doméstico puede, por desgracia, ocurrir muy rápidamente.

Las freidoras sin aceite reducen considerablemente el riesgo de salpicaduras y quemaduras. Especialmente cuando están equipados con paredes aislantes y funciones de apagado automático.

Una forma más sana de cocinar

Este es el principal reclamo y la principal razón por la que muchos consumidores se decantan por una. En realidad, el nombre de estos aparatos puede llevar a confusión, ya que generalmente es necesario añadir un poco de grasa.

Pero con las freidoras de aire no es necesario sumergir los alimentos en un baño de aceite caliente como en una freidora tradicional. Una o dos cucharadas bastan.

De esta manera, al limitar el consumo de grasas, se reduce la ingesta de calorías y por consiguiente nuestra dieta se vuelve más saludable.

Por último, como el aceite no se reutiliza una y otra vez para freír, se reduce el riesgo de consumir acrilamida, compuestos que se acumulan en los aceites usados y que su ingesta se considera potencialmente peligrosa para la salud.

Versatilidad de uso

Cuando dices freidora, se tiende a pensar en patatas fritas… Sí, pero no sólo eso. Los nuevos modelos de freidoras sin aceite pueden utilizarse para freír, pero ésta no es ni mucho menos su única capacidad.

Los aparatos modernos también sirven para cocer a fuego lento u hornear normalmente, abriéndonos un mundo de posibilidades al poder probar nuevas recetas. Además, comparado con una fritura tradicional, nos libramos de los humos de la fritura por lo que tendremos menos olores en casa.

Facilidad de limpieza

Las freidoras sin aceite son mucho más fáciles de limpiar que sus primas tradicionales. Después de usarla, sólo hay que esperar a que la freidora se enfríe y lavar el recipiente extraíble con líquido lavavajillas. O incluso, podemos elegir un modelo apto para el lavavajillas para una mayor comodidad.

¿Cómo elegir una freidora sin aceite?

  1. La potencia del aparato

Cuanta más potencia tenga su freidora, más rápido alcanzará su temperatura máxima.Puede ser buena idea elegir una máquina potente con calentamiento exprés para ahorrar un tiempo precioso en la cocina.

Sin embargo, una alta potencia también implica un alto consumo. Si quieres ahorrar dinero en tus facturas de energía, te recomendamos una freidora sin aceite con una potencia de unos 1400W.

  1. La capacidad de la freidora

Debe definir este criterio en función del uso que vaya a hacer de ella. Una persona sola no necesitará preparar la misma cantidad de comida que una familia con varios hijos. Esto tiene sentido. Pero esta es una de las características que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu freidora sin aceite.

En general, los aparatos del mercado tienen capacidades que varían entre 600 g y 1,7kg. Sabiendo que la porción de patatas orientativa por persona es de 250 g, esto debería darte una idea de la capacidad que necesitará.

Además, si quieres hacer un uso intensivo de ella, quizá convenga mirar los modelos que permiten realizar varios tipos de fritura diferentes al mismo tiempo.

  1. Los programas automáticos

Porque no todo se cocina a la misma temperatura y velocidad, los programas de cocción predefinidos son muy prácticos en las freidoras sin aceite. Permiten ajustar la temperatura y el tiempo de cocción en un abrir y cerrar de ojos.

No obstante, siempre se tiene la posibilidad de realizarlo de manera manual, seleccionando tiempos y temperatura, pero hay que tenerlo apuntado o saberlo.

Obviamente, los aparatos con múltiples modos de cocción son más caros, así que esto es algo a considerar en su decisión final.

  1. La seguridad

Hay aspectos que pueden parecer ya secundarios pero que dependiendo de cada persona o familia puede ser importante tenerlos en cuenta.

Puede ser interesante que la freidora sin aceite que adquiramos sea lo más segura posible, por ejemplo que tenga paredes aislantes que no se calientan demasiado durante su uso.

También puede elegir un modelo con función de apagado automático en caso de sobrecalentamiento o que tenga una tapa transparente para poder controlar bien de cerca el proceso de cocción.

Conclusión

Ahora ya conoces todas las ventajas de la freidora sin aceite y los criterios a tener en cuenta para hacer la elección correcta. Sólo le queda comprar su nuevo electrodoméstico y empezar a preparar comidas sanas y seguras.

Además, puedes hacerlo sin levantarte de la silla porque para ello hay buenos sitios donde adquirir en línea como PcComponentes que hacen envíos en 24 horas, gratuitos si el pedido supera los 50 € y con la seguridad de estar comprando a expertos en tecnología con un servicio 5 estrellas.

Foto de portada: Marco Verch (flickr)

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x