Los mejores consejos para hacer tu mismo las pizzas más deliciosas

 

Cómo hacer pizzas caseras. Consejos para hacer una pizza en casa, ingredientes clave y lo que necesitas para realizarla. ¡Te quedaran como en la pizzería!

Cómo hacer pizza casera

¡Hola, cocinillas! El otro día publiqué la pizza de verduras y, la verdad, que mientras escribía y explicaba cómo hacer pizza casera, pensé que sería buena idea recoger en un artículo mis consejos para que puedas hacer tú una estupenda pizza en casa y te queden prácticamente igual que si las hicieras en un horno para pizzas profesional.

Consejos para hacer una pizza casera

Estos consejos los aplico cada vez que hago pizza y he de decir que estoy muy contento con el resultado. ¡Quedan genial!

La masa

Una buena pizza casera comienza con la masa. Quiero enfatizar que la base de la pizza es una de las masas más fáciles de preparar. Necesitas únicamente harina, levadura, agua y sal. Le puedes poner un poquito de aceite de oliva también.

La harina puedes usarla de todo uso o harina para pan, es cuestión de gustos. Ambas valen, con la segunda queda una pizza más rústica. La levadura es levadura especial para hacer pan (no vale la de repostería). Cualquier tipo vale (seca o fresca), salvo que cambian las cantidades. Con que te pongas con un par de horas de antelación bastaría para tener la masa lista.

Si tienes tiempo, te recomiendo que hagas esta prueba, prepara la masa de pizza con la mitad de levadura y deja que fermente el doble de tiempo. El resultado mejora. Te dejo aquí mi receta para hacer masa de pizza. ¡Échale un vistazo!

Estirar la masa también tiene su secreto. Espolvorea la superficie con sémola de trigo. Con eso conseguirás que una vez horneada la base quede firme. ¡Es lo que usan en las pizzerías! Si no encontraras este ingrediente, con maicena conseguirás también resultados buenos. Evita usar el rodillo, hazlo mejor estirando con las manos.

La salsa

Uno de los puntos clave para triunfar con la pizza o convertirla en un desastre es la salsa de tomate que le pongamos. Dos puntos a tener en cuenta: tienes que ponerle una capa fina y la salsa tiene que tener poco líquido. Si es muy líquida va a humedecer la masa y no se va a cocer. Si ponemos demasiada cantidad, cuando la comamos, los ingredientes van a resbalar de la porción.

Yo suelo hacer la salsa marinara para mis pizzas pues me gusta el toque de orégano y ajo que lleva. Si usas tomate natural triturado, te recomiendo que lo escurras en un colador fino para quitarle líquido. También puedes usar un tomate frito casero. Deberás evitar cualquier salsa de tomate comercial. ¡Estamos hablando de pizza casera!

Las especias

Si quieres la pizza con orégano u otras especias, ponlo después del tomate. Si lo pones al final lo que conseguirás es que al hornear las especias se quemen y hasta pueden dar sabor amargo.

El queso

Aunque no voy a negar que alguna que otra vez he hecho pizza con el queso que tenía en la nevera, como emmental rallado o el queso que hacemos en el pueblo, los mejores resultados los obtendrás con una mozzarella especial para cocina. Evita los preparados de queso para pizza o los quesos rallados de fábrica, tienen poco sabor.

Esa mozzarella especial cocina es simplemente una mozzarella que se ha dejado secar un poco con lo que ha perdido humedad. La puedes rallar o cortar en rodajas. La cantidad va al gusto, pero no te excedas no vaya a ser que se salga por todos lados.

Si tuvieras que usar mozzarella fresca, córtala en rodajas y sécala para quitarle la mayor parte de líquido que puedas. Si no lo haces, corres el riesgo de que suelte mucho líquido durante el horneado el agua del queso salga y empape toda la pizza.

Horno de piedra para pizza

Los ingredientes

Ahora ha llegado el momento de ponerle los ingredientes. Como la pizza la vamos a hornear poco tiempo, deberás cortarlos en trozos pequeños o finos. Algunos ingredientes como la berenjena, me gusta cocinarlos previamente.

Otros ingredientes como el jamón Serrano u hojas verdes como la espinaca o la rúcula se los pongo después del horno pues me gustan en crudo. Ya en la mesa, un último toque con unas lascas de parmesano y un chorrito de aceite picante le queda muy bien.

El horno

Lo más importante para hacer una pizza casera y que quede bien horneada es poner la temperatura del horno a 250 ºC (o en su defecto a la potencia máxima que pueda dar tu horno). Otro consejo sobre el horno es tener una piedra para hornear pizza y una paleta para pizzas, las hay muy económicas.

Al hornear con la piedra, consigues un resultado mucho mejor y en menos tiempo. La piedra consigue quitarle más rápido la humedad a la masa. No obstante, un resultado aceptable sería usar un molde para pizza perforado o en su defecto la bandeja del horno.

La paleta para pizza nos ayudará a transportar la pizza desde la encimera al horno. Si no tuvieras paleta, estira la masa directamente dentro del molde o en la bandeja o sobre papel de hornear.

Un último consejo sobre el horneado, pon tu pizza abajo del horno. De esa forma aplicarás calor donde más se necesita para dar tiempo a que la masa se haga por dentro, sin quemar los ingredientes.

¡Ah! ¡Y se me olvidaba! ¿Cuánto tiempo? Pues yo la suelo dejar entre 10 y 12 minutos. Depende de si la base se ha dorado a mi gusto o no. Además, cada horno puede repartir la temperatura de manera diferente, por lo que te recomiendo que hagas pruebas de tiempos de horneado y te apuntes cuál es el que más te gusta.

Servir y degustar

A la hora de llevar la pizza a la mesa, suelo ponerla en una tabla de cortar grande. La verdad es que los cortadores de pizza es el mejor utensilio que puedes tener para dividir en porciones. Con un cuchillo es casi imposible y cuando usas tijeras al final acabas manchando las manos.

Suelo poner la pizza o las pizzas en el centro de la mesa y que cada uno se vaya sirviendo. Eso sí, siempre acompaño con una buena ensalada mixta (sólo con verduras) o cualquier otra que me invente con lo que tenga por la nevera.

Llevar la pizza a la mesa

Ahora ya sabes cómo hacer pizzas caseras

¿Te han gustado estos consejos para hacer pizzas en casa? Espero que te animes a experimentar con ellos. Ya no tienes excusa. ¡Levántate, ve a la cocina y haz una buena pizza!

No dudes en dejarme un comentario más abajo para contarme qué te han parecido estos consejos. ¿Los has puesto en práctica? ¿Te han ayudado? Te animo también a que compartas tus sugerencias o preguntes cualquier duda que tengas sobre la preparación. Estaré encantado de ayudarte para que hagas ricas pizzas.

Para terminar, si eres fan de las recetas de pizza, te invito a que dejes tu voto de apoyo al blog con un «me gusta» y compartas estos consejos sobre cómo hacer pizza casera en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de