5 recetas con Jamón Legado

 

5 recetas con Jamón Legado. Una pequeña selección de recetas rápidas y fáciles que saben sacar lo mejor del jamón.

Jamón Legado

El Jamón Legado Ibérico El Pozo es el ingrediente estrella de estos platos irresistibles. Como entrante, aperitivo, dando corazón a las mejores croquetas, haciéndose hueco en una tortilla o completando una rica pasta: en estas recetas, que no falte jamón del bueno.

Al jamón le debe España premios y fama internacional. Sí, aquí se hace el mejor jamón del mundo y por eso siempre le reservamos un rincón en nuestra cocina.

Pero ¿qué tiene que tener un jamón para apellidarse “ibérico”? El jamón ibérico procede del cerdo de raza ibérica y debe contar como mínimo con un 50 % de pureza de esta raza para poder llamarse como tal. La calidad de sus piezas se debe a la pureza de la raza de los animales, la cría en régimen extensivo, la alimentación del cerdo y el tiempo de curación del jamón, que suele extenderse entre 24 y 48 meses.

Legado Jamón de El Pozo, cumple todos estos requisitos y además está certificado por Certicalidad s.l. y la garantía de El Pozo, por eso es el recomendado para las siguientes recetas. Se trata de preparaciones muy ágiles y sencillas, que pueden ser preparadas por principiantes de la cocina.

1- Salteado de setas con jamón ibérico y huevos

Un salteado o “revuelto” se prepara en pocos minutos y puede ser una cena rica y nutritiva para toda la familia.

Para dos personas, los ingredientes son: 1 bandeja de setas, 2 dientes de ajo, 1 puerro, 2 lonchas de jamón ibérico, 1 chorrito de salsa de soja, 2 huevos, aceite de oliva y sal al gusto.

Lo primero es limpiar bien las setas y cortarlas por la mitad o en tres partes. Luego hay que picar el ajo, el puerro y el jamón.

Se ponen a pochar el ajo y el puerro durante un minuto y a continuación, se agrega el jamón y las setas, para saltear. Cuando ya estén integrados, añadir la salsa de soja. Dejar que se asiente unos minutos y estará lista para servir.

2- Jamón ibérico con hierbas aromáticas

Se trata de un entrante o aperitivo perfecto para cualquier reunión social y su preparación es muy sencilla.

Para cuatro personas, los ingredientes son: 16 lonchas jamón ibérico, sal, pimienta, albahaca, estragón y perejil. Para servir, aceite de oliva y 4 rodajas grandes de pan tostado.

En primer lugar, colocar las lonchas de jamón ibérico en un plato, espolvorear con el estragón, la albahaca y el perejil. Añadir un poco de pimienta blanca recién molida, sal y aceite de oliva al gusto. Es importante dejar en un ambiente fresco durante algunas horas para que se macere.

A la hora de servir solo hay que colocar las lonchas sobre el pan tostado y rociar con el jugo de la maceración.

3- Croquetas caseras de Jamón ibérico

Un clásico infaltable en cualquier mesa, que se puede servir frío o caliente.

Para unas 10 croquetas, los ingredientes son: 1 Huevo, aceite para freír, 200 gramos de Pan Rallado, 80 gramos de jamón ibérico en taquitos, 1 Huevo duro, 100 gramos de harina de trigo, 700 mililitros de leche, 70 gramos de mantequilla, sal y una pizca de nuez moscada.

El primer paso es poner la mantequilla en un cazo y dejar que se derrita a fuego lento. Cuando se derrita, hay que agregar la harina y cocinar unos minutos mientras revolvemos.

A continuación, agregar el jamón, el huevo duro picado, la nuez moscada y sal. Luego de un par de minutos, añadir lentamente la leche y continuar revolviendo unos 15 minutos. Llevar la mezcla a la nevera durante al menos un par de horas.

Luego, formar las croquetas con la mano, de unos 4 o 5 centímetros de largo, pasarlas por huevo y pan rallado para sellarlas y volver a enfriarlas antes de servir.

4- Tortilla francesa rellena con Jamón ibérico

Se trata de una preparación presuntamente originaria de Cádiz, aunque con fama en todas las cocinas de España. El gentilicio “francesa” de la tortilla, por su parte, habría nacido en 1806 cuando Alexander Hunter publicara el recetario Culina Famulatrix Medicinae en York, y allí aparecía por primera vez el “French Omelette».

Para una ración, los ingredientes son 2 huevos, Jamón ibérico al gusto, aceite de oliva y sal.

Para comenzar, hay que batir los huevos con una pizca de sal. Luego, lo recomendable es cortar el jamón en virutas o tiras muy finitas.

A continuación, colocar un poco de aceite en la sartén (12 a 14 centímetros de diámetro), esperar que se caliente y echar el huevo batido cubriendo la totalidad de la sartén. En el momento que comienza a cuajar, se añade el jamón y se dobla por la mitad. En menos de un minuto, estará algo crujiente por fuera y poco blanda por dentro, ¡a su punto!

5- Espaguetis con jamón ibérico y foie

Si se busca darle un toque irresistible a la pasta, esta receta es la mejor opción.

Para 2 personas, los ingredientes son: 200 o 300 gramos de espaguetis, 50 o 100 gramos de jamón ibérico y foie de pato.

El primer paso es poner la pasta a cocer al dente, de acuerdo al tiempo indicado en el envase y con un poco de sal. Luego hay que escurrirla y dejarla en una cacerola.

Añadir allí el jamón cortado en virutas, el foie en lascas y un chorro de aceite de oliva.

En pocas palabras, cinco recetas rápidas y fáciles que saben sacar lo mejor del jamón en cualquier plato.

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x
()
x