Las mejores recetas con marisco gallego dependen de la materia prima utilizada

 

Las recetas gallegas de marisco y pescado son elaboraciones sencillas, pues lo que verdaderamente resalta es el sabor a mar del buen género. Cualquier plato que se pruebe conquistará los paladares más exquisitos, pues el secreto está en la materia prima

Recetas con marisco gallego
Sígueme en Instagram

España destaca por contar una gran riqueza cultural en relación a la gastronomía, fruto de todas las civilizaciones que pasaron por estas tierras y por contar con una materia prima de primera calidad para la elaboración de todo tipo de recetas. De Valencia, su huerta, de Extremadura, el cerdo Ibérico, de Andalucía el aceite de oliva y de Galicia, su marisco y pescados.

La riqueza gastronómica de las tierras gallegas es conocida a nivel mundial por sus productos, y la elaboración de sus platos, buen ejemplo son las recetas que se presentan en este artículo. La materia prima, como ya se ha dicho, es la auténtica protagonista, por lo que es imprescindible tener acceso a ella. En este sentido, un buen lugar donde comprar estos productos, siempre de primera calidad, es la pescadería online GaliciaMarisco, que lleva todo el sabor de las tierras gallegas a las mesas de toda España, gracias a su excelente selección de alimentos del mar y a una distribución altamente profesionalizada.

Estas son dos sabrosas recetas donde utilizar sus productos y aprovechar todo su valor, tanto nutritivo como de todas sus cualidades organolépticas.

Zamburiñas

Receta de paella con zamburiñas y camarones

Las zamburiñas y los camarones son las estrellas del marisco gallego que protagonizarán esta fórmula para una paella, aunque también irán acompañados de almejas babosas de la ría y mejillones de primera calidad.

Ingredientes

Los ingredientes que se necesitan para preparar esta deliciosa receta de paella de marisco gallego son arroz, zamburiñas, camarones, almeja babosa, mejillones, una cola de merluza, tomates, ajo, cebolla, pimiento rojo, pimientos choriceros, azafrán, pimentón dulce, aceite de oliva, sal y albariño o ribeiro.

Caldo y sofrito

El primer paso para conseguir la mejor paella de marisco gallego es elaborar un buen caldo y buen sofrito.

Para empezar a preparar el caldo hay que cubrir una cacerola con aceite de oliva y ponerla al fuego. Se precederá a rehogar carne de la merluza y se echará una cebolla. También se añadirán las espinas, la carne de los pimientos choriceros y una copa de vino albariño o ribeiro. Cunado reduzca, se cubrirá con agua y se dejará cocer durante media hora aproximadamente.

Para el sofrito tan solo hay que utilizar una paella o sartén grande, echar el aceite y ponerla al fuego. Habrá que ir añadiendo la cebolla, el ajo, el pimiento rojo picado, el tomate, el azafrán y el pimentón, removiendo bien para que no se queme.

Echar el arroz y el marisco

Cuando el tomate se haya deshecho completamente llega el momento de echar el arroz, rehogar durante unos minutos y añadir el caldo que se ha preparado con anterioridad. Cuando el caldo espese, se añaden las zamburiñas, las almejas y los mejillones, dejándolos cocer durante 6 minutos. Finalmente se añaden los camarones y un poco de sal.

Almejas a la marinera

Almejas a la Marinera

Se trata de un plato tradicional de la cocina gallega, muy habitual para celebrar fechas especiales. Como en el caso anterior, la calidad del producto es lo que marca la diferencia, por lo que hay que adquirir unas Almejas Babosas de Galicia o unas Almejas Fina o de Carril, consideradas las mejores para este plato.

Ingredientes

Este delicioso plato está compuesto con almejas gallegas, cebolla, aceite de oliva, guindilla, harina, pimentón, salsa de tomate, ajo, albariño o ribeiro, perejil y sal.

Lavado de almejas

El primer paso, muy importante para conseguir el mejor resultado posible, es el lavado de las almejas para que no contengan arena a cocinarlas.

Hay que sumergir las almejas en un bol con sal gruesa (50 g de sal por cada litro de agua utilizado), cambiar el agua un par de veces, como mínimo. La arena quedará al fondo, por lo que cada vez que se sustituya el agua es importante retirar antes las almejas con las manos para no remover la arena depositada.

Preparación

Una vez que las almejas han sido bien lavadas ya están listas para prepararse. Se procederá a la cocción. En apenas dos minutos, cuando tomen un hervor y se abran, ya estarán listas. Las almejas que se queden cerradas hay que desecharlas.  El caldo de la cocción de las almejas se pasa por un colador y se reserva para más tarde.

En una sartén, se calienta aceite y se añade la cebolla y los dientes de ajo bien picados para rehogarlos hasta que queden transparentes. A continuación, se agrega la harina, se tuesta un poco para que pierda el sabor, y se añade el vino, el pimentón, la salsa de tomate, y el caldo, mezclando todo hasta que quede homogéneo.

Es el momento de agregar la guindilla y un poco de sal, dejarla cocer durante 6 minutos y retirar la guindilla para que no quede excesivamente picante. A continuación, se tritura la mezcla y se añade un poco más de caldo de cocción si el resultado es demasiado espeso. Se añaden las almejas y se deja cocer durante tres minutos para que cojan todo el sabor. Se sirven calientes y espolvoreadas con un poco de perejil picado.

Estas son tan solo dos recetas de las maravillosas especialidades gallegas que se pueden preparar con un buen género de esta tierra. Aquí, para terminar, como hacer una mariscada gallega en Ok diario, un plato que no puede faltar en todo evento con sabor marinero.

 

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x
()
x