¿Cuánta energía consume un horno y una cocina eléctrica?

 
Consumo horno eléctrico
Sígueme en Instagram

Desde hornear pan hasta hervir agua: tu horno eléctrico puede hacer muchas cosas. Pero, ¿cuánto te cuesta? Esta es una de las cuestiones más complicadas a la hora de analizar el consumo energético de tu hogar.

¿Cuánto gasta de electricidad un horno eléctrico?

Acabemos con la tensión con algunas estimaciones básicas de costes. La mayoría de los hornos eléctricos utilizan entre 2.000 y 5.000W, y la cocina eléctrica media tiene unos 3.000 vatios. ¿Cuánta energía consume un horno eléctrico por hora? Suponiendo un precio de la electricidad de 12 céntimos por kilovatio hora (kWh), un horno de 3.000 vatios a alta temperatura te costará unos 36 céntimos por hora.

En cuanto a los quemadores de la cocina eléctrica, los quemadores más grandes consumen más electricidad. Muchas placas de cocción tienen entre 1.200 vatios para los quemadores más pequeños y 3.000 vatios para los más grandes, lo que te costará unos 14 céntimos o 36 céntimos por hora.

Pero incluso si conoces la potencia exacta de tu horno y de cada quemador, este desglose es una simplificación. Porque la potencia real que utilizas depende de la cantidad de calor que producen. Hay una gran diferencia en el consumo de energía entre cocinar cecina a 170 grados y limpiar el horno tú mismo a 800 grados.

Y piensa en cómo utilizas tus quemadores: Giras rápidamente el dial a fuego bajo, medio o alto, pero el punto exacto donde se detiene el dial cambia ligeramente cada vez. Esto hace que sea muy difícil determinar con precisión el consumo de energía de una cocina.

Afortunadamente, teniendo en cuenta las estimaciones aproximadas de costes anteriores, estas diferencias no suponen más que unos pocos euros al mes para el cocinero medio. A no ser que pongas la cocina en marcha todo el día, tampoco te costará mucho.

Comprar un horno eléctrico de bajo consumo

La tarea de estimar el consumo de energía de una cocina u horno eléctrico no es muy fácil cuando estás comprando un nuevo modelo.

Además, las etiquetas amarillas y negras de la Guía de Energía, que dan estimaciones de costes para el uso de electrodomésticos como frigoríficos y lavavajillas, no existen para los hornos y las cocinas. Es por eso que resulta fundamental conocer la opinión de expertos que han probado este tipo de aparatos a fondo. Sin embargo, queremos acercarte algunas pautas generales para elegir una cocina que consuma menos energía:

  • Comprueba la potencia del horno y de cada quemador. Unas potencias más bajas significan un menor consumo de energía, pero eso tiene una contrapartida: también significa una menor potencia calorífica.
  • Elige un horno de convección. Esta función es más cara, pero un horno de convección puede cocinar los platos más rápidamente y a menor temperatura.
  • Elige una placa de inducción. Esta característica es más cara, pero una placa de inducción ahorra energía porque utiliza energía electromagnética para generar calor y es más segura porque siempre está fría al tacto.
  • Elige un horno autolimpiante. Estos hornos requieren un aislamiento adicional debido al alto calor del ciclo de autolimpieza, lo que los hace más eficientes en general.

Ahorra energía al cocinar

Si buscas formas de ahorrar energía, prueba estos métodos inteligentes:

  • Cocina menos comida con más frecuencia. Es más eficiente desde el punto de vista energético cocinar varios platos a la vez, así que planifica el tiempo de cocción en consecuencia y conviértelo en un maratón. Utiliza tu microondas para recalentar las sobras a una fracción del coste que tendrías en el horno o en la cocina.
  • Mantén la puerta del horno cerrada. Cada vez que la abres, pierdes energía calorífica, así que utiliza la luz del horno y mira por la ventana en su lugar.
  • Limpia regularmente el horno y la placa de cocción. La suciedad quemada actúa como aislante de las resistencias y te roba la eficacia de la cocción.
  • Utiliza moldes de cristal y cerámica en lugar de moldes metálicos. Transmiten el calor de forma más eficaz y uniforme.
  • Adelántate a la autolimpieza. Si inicias el ciclo de limpieza inmediatamente después de la cocción, puedes ahorrar unos minutos.

Fuentes autorizadas para elaborar parte de ésta información:

  1. Silicon Valley Power
 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x