Saltar al contenido

Receta de pizza de jamón, rúcula y parmesano (pizza con rúcula)

Pizza de jamón, rúcula y parmesano (pizza con rúcula)

Cómo preparar una pizza de jamón, rúcula y parmesano. Durante mucho tiempo, sobre todo durante mi vida de universitario, peli y pizza ha sido la excusa perfecta para quedar con los amigos aquellos días en los que no se sabe muy bien qué hacer pero ganas de juntarse sí que hay. Una buena pizza delante de una  película que a veces era buena, a veces mala…

¿Quieres saber cómo preparar una pizza de jamón, rúcula y parmesano?

Cuando estuve en Italia, concretamente en Nápoles, me quedé prendado de muchas pizzas que me traje en la memoria y reproduje luego en casa. Esta pizza con rúcula y jamón, allí en Nápoles, suele ser de base blanca, es decir, sin tomate. No obstante, a mi me gusta así, con tomate. Con ella aprendí que se pueden añadir más ingredientes después de hornearla. Os recomiendo que probéis esta pizza de rúcula y jamón, si no lo habéis hecho ya.

Aquí está la receta:

Pizza de jamón, rúcula y parmesano (pizza con rúcula)
Imprimir

Receta de pizza de jamón, rúcula y parmesano (pizza con rúcula)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1 base para pizza
  • 3 tomates (o más, dependiendo del tamaño de la base de la pizza)
  • Queso mozzarella (fresca, en lonchas o rallada)
  • Rúcula
  • Jamón Serrano
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva
  • Sal


Elaboración

  1. Tritura y tamiza los tomates.
  2. Unta la base para pizza con el tomate triturado y sazónalo.
  3. Añade un chorro de aceite de oliva a la base (en forma de espiral).
  4. Extiende por la base el queso mozzarella.
  5. Hornea la pizza en el horno precalentado a 250ºC en la parte más baja del horno. El tiempo dependerá del grosor de tu masa para pizza. Hasta que la mozzarella empiece a dorarse un poco.
  6. Coloca trozos de jamón y la rúcula una vez que has sacado la pizza del horno.
  7. Por último, espolvorea la pizza con el queso parmesano rallado y ya tienes tu pizza lista para servir!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Si no tienes rúcula a mano o no te gusta, esta pizza también está muy buena con hojas de espinaca frescas.
  • Puedes hacer también una salsa marinara para la base.

 

Ahora ya sabes cómo preparar una pizza con rúcula, jamón y parmesano.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!


¡Hasta la próxima receta!