Icono de RSSfollow us in feedlyIcono de FacebookIcono de TwitterIcone de Google PlusInstagramIcono EmailIcono Pinterest

Receta de tarta de queso sin horno con salsa de arándanos

 

Cómo hacer tarta de queso sin horno. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar esta rica tarta fría sin horno. Tan fácil como mezclar y dejar que se enfríe.

Tarta de queso sin horno

¡Hola, cocinillas! En el verano bien apetece una tarta de queso sin horno. La puedes tomar fría acompañada con una salsa de frutos rojos. Yo en este caso le he puesto arándanos, que son los que más me gustan. Aunque bueno, he dicho en el verano, pero cualquier época es buena.

¿Quieres saber cómo hacer una tarta de queso sin horno?

Para preparar la tarta de queso sin horno, vamos a comenzar triturando las galletas para la base. Luego hacemos un relleno de queso, nata y gelatina y lo dejamos enfriar en la nevera. Por último, para servir le ponemos mermelada por encima o una salsa de frutos rojos.

Tarta de queso sin horno (ingredientes)

Como verás, en la receta yo me he emocionado y la he hecho un poco más larga. He hecho las galletas caseras (sí, lo sé, esto necesita horno, pero la tarta de queso en sí se prepara en frío). También me hice la salsa de arándanos (me gusta más que la mermelada). No obstante, tú lo puedes simplificar al máximo y usar galletas y mermelada. O si quieres liberar al cocinillas que llevas dentro anímate con todo.

Aquí está la receta:

Tarta de queso sin horno
Imprimir

Receta de tarta de queso sin horno con salsa de arándanos


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • Para el relleno:
  • 600 g de queso crema
  • 400 g de nata líquida para montar (fría de la nevera)
  • 100 g de azúcar blanco
  • 10 g de gelatina neutra en polvo
  • Para la base:
  • 150 g de galletas (*)
  • 50 g de mantequilla derretida
  • Para las galletas (opcional) (*):
  • 150 g de harina de trigo integral
  • 75 g de azúcar integral de caña o azúcar moreno
  • 50 g de mantequilla
  • 25 ml de leche entera
  • 45 g de miel de flores
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 1 pizca de sal
  • Para la salsa de arándanos (opcional):
  • 300 g de arándanos
  • 100 g de azúcar
  • Medio limón
  • 3 g de gelatina en polvo (opcional)
  • Material:
  • Molde desmontable de 23 cm de diámetro

Elaboración

  1. Para preparar las galletas (opcional) (*):
    1. Mezclar los ingredientes secos.
    2. Añadir la mantequilla y mezclar hasta obtener una consistencia arenosa.
    3. Incorporar la leche, la miel y la vainilla. Mezclar.
    4. Guardar en la nevera en un recipiente cerrado al menos una hora o de un día para otro. Estirar la masa hasta obtener 3 mm de espesor. Cortarla en rectángulos.
    5. Colocar las galletas en la bandeja del horno forrada con papel de hornear o un tapete de silicona.
    6. Pinchar cada galleta varias veces con un tenedor. Guardar en la nevera.
    7. Poner a precalentar el horno a 175 ºC. Cuando esté caliente, hornear las galletas a media altura unos 12 minutos.
    8. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
  2. Preparar la base:
    1. Sacar el queso crema de la nevera para que se vaya atemperando. Aunque no pertenece a esta etapa propiamente dicho, hacerlo en este momento ya que esto facilitará trabajar con él.
    2. Triturar las galletas usando un robot de cocina o el accesorio picador de la batidora. También se pueden envolver en un paño de cocina limpio y aplastarlas con el rodillo.
      Tarta de queso sin horno (triturar)
    3. Derretir la mantequilla.
    4. Mezclar la mantequilla con las galletas trituradas.
    5. Untar con mantequilla un molde redondo desmontable de 23 cm de diámetro. El mío tiene un plato de cerámica y es resistente. No obstante, quizás quieras ponerle un círculo de papel de hornear en la base para protegerla y que facilite cambiarlo de plato una vez desmoldado.
    6. Echar la mezcla de galletas y mantequilla dentro del molde y compactar bien. Se puede usar un vaso para aplastar.
      Tarta de queso sin horno (base de galletas)
    7. Guardar en la nevera.
  3. Preparar el relleno:
    1. Poner en remojo la gelatina en dos cucharadas de agua.
    2. Reservar 50 ml de nata.
    3. Montar la nata restante con unas varillas.
      Tarta de queso sin horno (montar nata)
    4. Batir el queso crema con el azúcar.
      Tarta de queso sin horno (batir queso)
    5. Calentar los 50 ml de nata hasta que rompa a hervir. Apagar el fuego, añadir la gelatina, mezclar bien e incorporar la mezcla al queso crema.
      Tarta de queso sin horno (gelatina)
    6. Ahora, integrar poco a poco la nata al queso con movimientos envolventes de arriba a abajo.
      Tarta de queso sin horno (incorporar)
    7. Sacar el molde de la nevera y echar el relleno dentro. Nivelar.
      Tarta de queso sin horno (rellenar)
    8. Guardar en la nevera al menos unas 4 horas para que cuaje.
      Tarta de queso sin horno (reposo)
  4. Preparar la salsa de arándanos (opcional):
    1. Poner a calentar en un cazo los arándanos, junto con el azúcar y el jugo de limón.
    2. Dejar que cueza hasta a fuego medio unos 10 minutos, hasta que los arándanos hayan sacado todo su jugo. Remover con frecuencia.
    3. Dejar enfriar y reservar en la nevera.
    4. Opcionalmente, si se desea poner la salsa de arándanos en una capa por encima, poner en remojo la gelatina y cuando se apague el fuego, incorporar a la salsa, mezclando bien. Dejar enfriar. Echarla por encima de la tarta de queso y dejar que enfríe para que cuaje.
  5. Y ya está. Servir bien frío. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Es importante que la tarta de queso sin horno repose en la nevera el tiempo necesario para que cuaje.
  • Para desmoldar, puedes hacer el contorno con un cuchillo o puedes calentar la paredes del molde con agua caliente para que se separe fácilmente.
  • Sigue este enlace para equivalencias entre gelatina en polvo y en hojas. No obstante, procura leer siempre las instrucciones de utilización del fabricante. Ya que puede variar.
  • (*) Puedes utilizar galletas ya hechas. Yo le he puesto las de miel y canela (graham crackers) que se suelen usar en la tarta de queso estilo Nueva York. Pero también valen galletas tipo maría o «digestive».
  • En lugar de preparar la salsa, puedes usar una mermelada de la fruta que más te guste.
  • Cambia los arándanos por fresas, frambuesas o incluso mango.
  • Es un postre con mucho azúcar. Hay que consumirlo con moderación. Si lo deseas, puedes reducir un poco la cantidad de azúcar.
  • En el blog encontrarás más recetas de tartas. Prueba la tarta red velvet, la tarta de plátano y caramelo (banoffee), una tarta de nueces con un toque de ron riquísimo.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: Dulces y Postres receta

Tarta de queso sin horno fría

Ahora ya sabes cómo hacer tarta de queso sin horno

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a prepararla. Ya verás que aunque es muy larga si haces todo, lo que es la tarta de queso en sí se hace la mar de fácil. Si quieres, también te animo a preparar tus galletas, tal y como te describo. Caseras mucho mejor.

No dudes en dejarme un comentario contándome qué te ha parecido. Tanto si te gusta como si no, me interesa mucho saber tu opinión. Además, puedes darme tus sugerencias para preparar la tarta de queso sin horno o puedes preguntar cualquier duda que tengas sobre la preparación. Estaré encantado de ayudarte.

Para acabar, si eres fan de las tartas, te invito a que me dejes tu muestra de apoyo dándole una puntuación a la receta (busca las estrellitas), haciendo click en el botón de «me gusta» y compartiendo esta deliciosa tarta de queso sin horno en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de