Receta de pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

 

Cómo hacer pechuga de pollo con salsa de tomate. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar pechugas a la plancha con tomate frito casero. ¡Buenísimas!

Pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

¡Hola, cocinillas! Anda que no hay nada más fácil de preparar que unas pechugas de pollo a al plancha. Es un básico de cocina que hoy te quiero enseñar a darles un toque diferente. Unas pechugas de pollo en salsa de tomate frito casero para que disfrutes de un plato rico, súper fácil y con una salsa para mojar pan que te va a encantar.

¿Quieres saber cómo hacer pechugas de pollo con tomate?

¡Atención! Lee y descubre que preparar las pechugas de pollo con salsa de tomate no tiene ningún misterio. Vamos a comenzar por ponerlas un rato a la plancha y luego las vamos a dejar que se terminen dentro de la salsa, para que se hagan por dentro al mismo tiempo que van cogiendo sabor.

¡Pero ojo! ¿Recuerdas que al principio he dicho que la salsa de tomate frito es casera? Así, es. Vas a poder hacerla en dos pasos muy sencillos y disfrutar de un plato totalmente hecho por ti. Sin ninguna dificultad.

Ingredientes pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

En el blog encontrarás más recetas de pechuga de pollo. Tienes que probar la pechuga de pollo en salsa de champiñones, que estoy seguro que también te gustará. Otra versión que también queda muy rica es esta pechuga de pollo en salsa fácil, es un pelín diferente y lleva menos tomate, pero la salsa que queda es deliciosa. Si quieres lucirte con otra receta, pero que tampoco sea muy difícil, mira estos rollitos de pechuga de pollo y bacon rellenos de queso, esto sí que son palabras mayores.

Pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero
Imprimir

Receta de pechugas de pollo con salsa de tomate frito casero

¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 5,00 / 5. Votos: 7

Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo (de 150 a 200 g. cada una)
  • 400 g de tomate natural o en conserva
  • 1 cebolla pequeña (o 1/2 grande)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Otras hierbas de tu elección (tomillo, romero, orégano, albahaca, hierbas provenzales…)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida
Opcional:
  • 1/2 cucharadita d eazúcar para corregir la acidez del tomate

Elaboración

  1. Lo primero de todo es decidir si quieres las pechugas con piel o sin piel. Yo, para este plato suelo dejárselas, porque, además de quedarle rico, le dan sabor a la salsa. No obstante, si lo prefieres puedes quitársela.
  2. Luego vamos a recortar por los bordes el exceso de grasa que tiene la pechuga, si fuera necesario. Esto se ve porque son unas tiras blancas que vienen pegadas.
  3. Salpimentar el pollo al gusto y dejarlo reposar.
  4. Pelar la cebolla y picarla muy fino.
  5. Picar el Pelar y picar los dientes de ajo.
  6. Lavar muy bien los tomates, quitarles el pedúnculo haciendo un pequeño corte alrededor y trocearlos
  7. Triturarlos con la batidora y luego pasarlos a través de un tamiz o colador fino en acero inoxidable para eliminar los eventuales restos de piel y semillas.
    Pechugas de pollo con tomate (triturar el tomate)
  8. Engrasar ligeramente una sartén y calentarla a fuego fuerte.
  9. Cuando esté bien caliente, dorar las pechugas de pollo por ambos lados, comenzando por el lado de la piel.
    Pechugas de pollo con tomate (dorar el pollo)
  10. Cuando se hayan dorado al gusto, reservarlas a parte y bajar el fuego a medio.
  11. Añadir a la sartén las dos cucharadas de aceite de oliva junto con la cebolla picada.
  12. Sofreír la cebolla a fuego medio-bajo hasta que esté bien tierna pero sin que se haya dorado. Esto puede tardar unos 10 minutos. Remover con frecuencia para que no se queme la cebolla.
    Pechugas de pollo con tomate (sofreír la cebolla)
  13. Ahora añadir el ajo, mezclar bien y dejar que se haga como un minuto o así.
  14. Incorporar el tomate triturado junto con la hoja de laurel y otras hierbas que le quieras echar. Salpimentar.
    Pechugas de pollo con tomate (echar la salsa)
  15. Reincorporar igualmente las pechugas de pollo junto con todo el jugo que hayan podido soltar.
    Pechugas de pollo con tomate (incorporar las pechugas)
  16. Calentar y cuando rompa a hervir, bajar el fuego a fuego medio-bajo y dejar que haga chup-chup unos 20 minutos, hasta que la salsa haya reducido a la mitad. A mitad de cocción darle la vuelta a las pechugas.
  17. Unos minutos antes de terminar, probar la salsa y corregir de sal y pimienta. Además, si consideras que fuera necesario, añade media cucharadita de azúcar para reducir la acidez del tomate.
    Pechugas de pollo con tomate (cocción)
  18. ¡Y ya está! ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Como sugerencia de presentación, puedes servir las pechugas de pollo con tomate acompañadas de un arroz blanco o una guarnición de patatas.
  • Si quieres darle un toque diferente, prueba a preparar esta salsa de tomate frito con verduras, ya verás qué bien queda.
  • Cuando estés dorando el pollo, hay que tener el fuego alegre y que no tarde mucho en hacerse porque queremos que luego el interior se cueza dentro de la salsa.
  • Si lo prefieres, en lugar de tener las pechugas enteras, las puedes trocear en porciones del tamaño de un bocado. Esto viene bien cuando por ejemplo tienes pechugas muy grandes y usas uans 3 pechugas par a4 personas. Así es más fácil repartirlas.

 
Sígueme en Instagram
Clasificado en: Carnes y Aves receta

Pechugas de pollo con tomate

Ahora ya sabes cómo hacer pechuga de pollo con salsa de tomate frito casero

¿Te ha gustado la receta? Espero que te hayan dado ganas de prepararla. Ya ves que es muy fácil y básicamente es dejar que las pechugas se hagan dentro de la salsa.

No te vayas sin dedicarme un minuto para contarme qué te ha parecido la receta. Si te ha gustado o si crees que necesita mejorar. Toda crítica constructiva es bienvenida.

Y para terminar, si eres fan de las recetas con tomate, te animo a dejar tu voto de confianza al blog con un «me gusta» y compartiendo estas riquísimas pechugas de pollo en salsa de tomate en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.