Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de clafoutis de cerezas (tarta francesa)

clafoutis de cerezas

El clafoutis es el postre francés por excelencia donde las cerezas son las protagonistas, es una especialidad bastante antigua de las regiones de Lemosín y Auvernia, en el centro de Francia, pero bastante extendido por todo el país a día de hoy. La receta tradicional es muy sencilla y se elabora con muy pocos ingredientes, aunque se pueden encontrar múltiples variaciones «enriquecidas». Por otra parte, existe el gran dilema popular sobre si se debe deshuesar las cerezas o no, ya que antiguamente nunca se les quitaba el hueso. El motivo principal para clamar las cerezas con hueso es que así resisten mejor el horneado, pierden menos zumo y, por consecuencia, se quedan más jugosas y con más sabor. Yo soy de los que les dejan el hueso.

¿Quieres saber cómo preparar un clafoutis de cerezas?

Cuando en Grenoble empieza a hacer calor, y puede llegar a hacer mucho, los grenobleses suben a las montañas en busca del aire fresquito. Bien puedes subir a hacer un poco de senderismo, a aprovechar las múltiples actividades veraniegas propuestas en las estaciónes de ski, o simplemente, a coger el telesilla e irte al lado de un lago a hacer un picnic. Al lado de uno de esos pequeños lagos que varios meses atrás estaban cubiertos de nieve y por los que has pasado muchas veces esquiando. Para ese picnic, una buena idea es llevarse un clafoutis de cerezas, ya que coincide con la temporada, y ese clafoutis puede acompañarse con un vino rosado de Anjou frío, con el que combina muy bien.

Aquí está la receta:

clafoutis de cerezas

Receta de clafoutis de cerezas (tarta francesa)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 6-8 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 250 ml de leche
  • 75 g de harina
  • 90 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
  • 2 huevos M
  • 500 g de cerezas, lavadas (opcionalmente deshuesadas)
  • Mantequilla, para untar el molde
  • Azúcar glas, para espolvorear.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.
  2. Unta el molde con mantequilla.
  3. Coloca las cerezas en el fondo del molde.
  4. Corta la vaina de vianilla por la mitad longitudinalmente y raspa con cuidado las semillas.
  5. En un bol, mezcla bien con unas varillas el resto de los ingredientes, junto con las semillas de vainilla
  6. Vierte la mezcla con cuidado en el molde, no tiene por que llegar a cubrir las cerezas por completo.
  7. Hornea durante 30 min. Cuando pase ese tiempo, introduce un palillo en el centro del pastel y si sale seco, entonces estará listo. Si no, hornea 5 min más.
  8. Deja templar antes de comer.
  9. En el momento de servir, espolvorear con azúcar glas.

Sugerencias, trucos y consejos

  • Acompaña el clafoutis con un vaso de vino rosado bien fresquito, preferiblemente rosado de Anjou.
  • Con una bola de helado de nata está buenísimo.
  • En lugar de usar una vaina de vainilla, puedes utilizar una cucharadita (o dos, al gusto) de esencia de vainilla. O bien, puedes sustituir parte del azúcar por un sobre de azúcar vainillado (o añadírselo, según prefieras).
  • Puedes sustituir la mitad de la leche por nata líquida (opcional).
  • Puedes sustituir la mitad de la harina por harina de almendras (opcional).
  • Si te gustan las tartas francesas, no dejes de echarle un ojo a otro de los clásicos de esta temporada: la tarta de albaricoque y almendra.

 

¡Hasta l próxima receta!