Saltar al contenido
Estoy hecho un Cocinillas

Receta de pimientos verdes fritos. Cómo freír pimientos

Pimientos verdes fritos

Los pimientos verdes fritos son una de mis guarniciones fetiche para cuando hago chuletón en casa. Son muy sabrosos y quedan tan tiernos que sentirás cómo se funden a cada bocado. ¿Qué mas decir? ¡Están de muerte!

¿Quieres saber cómo hacer pimientos verdes fritos?

El truco para freír pimientos está en utilizar aceite de oliva y que la temperatura no sea muy elevada. El resto es «pimiento» comido. Yo le suelo echar unos ajos al aceite, que le da un toque muy rico.

Pimientos verdes italianos

Aquí está la receta

Pimientos verdes fritos

Receta de pimientos verdes fritos. Cómo freír pimientos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 8 pimientos verdes, de la variedad italianos o Guernika
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo (opcional)
  • Sal

Elaboración

  1. Lava los pimientos verdes bajo el grifo de agua fría y sécalos concienzudamente.
  2. Quítales el tallo y córtalos por la mitad a lo largo.
  3. Retira todas las pepitas así como también las tiras blancas que pudieran tener en el interior.
  4. Calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio-bajo.
  5. Dale un golpe a cada diente de ajo con la parte plana de la lámina de un gran cuchillo y quítales la piel. Añádelos a la sartén.
  6. Cuando el aceite empiece a estar caliente incorpora los pimientos.
  7. Fríelos a fuego medio-bajo hasta que empiecen a dorarse ligeramente y queden tiernos y cremosos. Cuidado de no quemarlos.
  8. Sácalos del aceite con unas pinzas.
  9. Puedes pelar los pimientos ahora o servirlos en el plato con la piel. Yo suelo dejarlos con piel y que cada uno decida.
  10. Y ya está. Sírvelos aún calientes y pon en la mesa un salero para que cada comensal los sazone a su gusto. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • Es importante secar bien los pimientos antes de meterlos en el aceite.
  • Los dientes de ajo son opcionales. Si durante la fritura se empiezan a dorar demasiado, retíralos sin pensártelo dos veces.
  • Los pimientos verdes fritos son perfectos para comértelos como pincho sobre una buena rebanada de tu pan preferido, para acompañar carnes, como un buen chuletón, unas migas extremeñas, una tortilla de patatas o como ingredientes de ensaladas y, como no, para servirlos con patatas fritas y huevos fritos.
  • Puedes freír de manera similar unos pimientos del Padrón. En este caso no es necesario quitarles el tallo ni cortarlos por la mitad. Simplemente fríelos enteros.
  • Si dispones de demasiados pimientos siempre puedes freír una buena cantidad y guardarlos en el congelador. Primero mételos en una bandeja separados sin que se toque y cuando estén congelados ya los puedes juntar en un recipiente. Al descongelar quedan bastante bien.

 

Ahora ya sabes cómo freír pimientos

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a probarlos. Con ellos te puedes hacer un bocadillo de tortilla con pimientos. ¡O de lomo! Ese sí que está rico.

No dudes en dejarme un comentario para contarme tu opinión. También puedes preguntar todo duda que te surja sobre la preparación o darme tus sugerencias.

Para terminar, si eres fan de los pimientos, te invito a que me regales un «me gusta» y compartas este tutorial sobre cómo freír pimientos en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!