Receta de risotto de calabacín (cremoso y lleno de sabor)

 

Cómo hacer risotto de calabacín. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar este deliciosos plato de arroz italiano bien cremoso y delicioso.

Risotto de calabacín

¡Hola, cocinillas! Hay veces que apetece un buen plato de arroz caliente y bien cremoso. En esos momentos son en los que preparo un arroz a la italiana, como este risotto de calabacín. ¡Está buenísimo!

¿Quieres saber cómo hacer risotto de calabacín?

Para preparar un risotto de calabacín vamos a hacer como cualquier otro risotto, sin ninguna etapa particular. Comenzamos con un sofrito, luego el arroz y a durante la cocción de éste le agregamos el calabacín. El último paso es mantecarlo para darle la textura cremosa tan característica.

Risotto de calabacín (ingredientes)

La parte importante para hacer un buen risotto y que se debe respetar igualmente para este risotto de calabacín es la manera de cocer el arroz. Hay que agregar el caldo poco a poco y remover con bastante frecuencia para que nos suelte el almidón, que será el ingrediente secreto para que al añadirle la mantequilla y el queso nos quede tan cremoso.

Aquí está la receta:

Risotto de calabacín
Imprimir

Receta de risotto de calabacín (cremoso y lleno de sabor)


Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g de arroz para risotto (variedad arborio o carnaroli)
  • 500 g de calabacín
  • 1 l de caldo de verduras o de pollo
  • 150 ml de vino blanco
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 30 g de mantequilla fría
  • 50 g de queso parmesano
  • 1 cebolla o 2 chalotas
  • 1 zanahoria pequeña (opcional)
  • 1 ramita de apio (opcional)
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 manojo pequeño de perejil
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Lavar muy bien el calabacín, porque lo vamos a usar con piel. Quitarle los extremos y cortarlo en trocitos pequeñitos.
    Risotto de calabacín (cortar)
  2. Pelar la cebolla o las chalotas y cortarlas en trocitos muy pequeños.
  3. Opcionalmente, hacer lo mismo con la zanahoria y el apio.
  4. Pelar los dientes de ajo, quitarles el germen y picarlos también fino.
  5. Poner a calentar el caldo. Sazonar con sal al gusto.
  6. En una sartén alta u olla, poner a calentar el aceite de oliva y, cuando esté caliente, sofreír la cebolla junto con la zanahoria y el apio, hasta que la primera esté tierna y translúcida. Esto puede durar unos 7 u 8 minutos a fuego medio. Remover con frecuencia para que no se queme.
    Risotto de calabacín (sofrito)
  7. Echar ahora el ajo y mezclar bien. Sofreír 1 minuto, no más.
    Risotto de calabacín (ajo)
  8. Añadir el arroz, mezclar bien y rehogar un par de minutos, hasta que el los granos de arroz se vuelven translúcidos.
    Risotto de calabacín (arroz)
  9. Mojar con el vino blanco. Mezclar. Continuar la cocción un par de minutos a fuego medio para que el alcohol se evapore.
    Risotto de calabacín (vino blanco)
  10. Ahora, subir un poco el fuego y agregar poco a poco el caldo y remover casi constantemente hasta que el caldo se absorba.
    Risotto de calabacín (remover)
  11. A medida que el caldo se absorbe, se añade más caldo y se remueve.
    Risotto de calabacín (caldo)
  12. A los 5 minutos, añadir el calabacín y mezclar.
    Risotto de calabacín (agregar calabacin)
  13. A los 16 minutos, probar el arroz y parar la cocción si ya está en su punto.
    Risotto de calabacín (cocer)
  14. Enseguida, incorporar un poco de perejil picado, pimienta molida al gusto, el queso parmesano rallado y la mantequilla en cubos. Mezclar bien y remover vigorosamente hasta que la mantequilla se haya fundido con el arroz.
    Risotto de calabacín (mantecar)
  15. Y ya está. Servir enseguida. ¡Buen provecho!

Sugerencias, trucos y consejos

  • El caldo tiene que ser de calidad, que tenga buen sabor para que no nos quede un risotto insípido.
  • La zanahoria y el apio son opcionales.
  • También puedes darle un toque diferente, rehogando el calabacín con aceite de oliva unos minutos y añadirlo casi al final de la cocción del arroz.
  • En lugar de perejil puedes echarle albahaca o incluso menta.
  • Esta receta queda rica con queso pecorino en lugar de parmesano.
    Risotto de calabacín (sartén)
  • La mantequilla debe estar lo más fría posible, sacada directamente de la nevera antes de echarla al arroz para conseguir que emulsione y quede un plato cremoso.
  • Sirve enseguida el risotto, de lo contrario, si se deja reposar mucho empieza a quedar apelmazado y con una textura poco agradable.
  • En el blog encontrarás más recetas con risotto. Prueba un riquísimo risotto de gorgonzola, para los amantes del queso; un rico risotto con gambas, hecho con un caldo de marisco que está para morirse; o un estupendo risotto de setas shiitake, los famosos champiñones japoneses.

Print Friendly, PDF & Email
 
Clasificado en: Arroces y Pastas receta

Risotto de calabacín (receta)

Ahora ya sabes cómo hacer risotto de calabacín

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a prepararla. Es un plato de arroz y verduras que queda muy rico. A mi me encanta por su cremosidad, por si no lo habías adivinado ya.

Déjame un comentario para contarme qué te ha parecido, me interesa mucho saber qué opinas de este risotto. Toda crítica es bienvenida. También puedes hacerme saber tus sugerencias o preguntar cualquier duda que te haya surgido. Estaré encantado de ayudarte.

Para terminar, si eres fan de las recetas con calabacín, te invito a que dejes tu apoyo al blog con un «me gusta» y compartiendo este estupendo risotto de calabacín en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribirse  
Notificación de