Receta de sardinas fritas con poco aceite. Sin salpicaduras y con menos olores.

 

Cómo hacer sardinas fritas. Recetas fácil paso a paso. Aprende a preparar estas sardinas fritas rebozadas y crujientes hechas con poco aceite.

Sardinas fritas con poco aceite

¡Hola, cocinillas! ¿Te gustan las sardinas? ¡Qué ricas están asadas, verdad? ¡Y fritas! Son toda una delicia. Pero sí que es verdad que estas últimas ¿Te apetecen unas sardinas hechas con poco aceite? ¡Ya verás qué bien queda! Sin salpicaduras y con menos olores. Además, ¿has visto la presentación tan chula que se puede hacer?

¿Sardinas o boquerones? ¿Tú qué prefieres?  ¡Me encantan ambos! Te lo pregunto porque esta forma de hacer el pescado se la vi a Darío @gijonudo y me encantó. Te animo a que pases por su perfil y busques su versión del plato, lo hace con boquerones y además le pone una capa de jamón. ¡Muy a su estilo!

¿Quieres saber cómo hacer sardinas fritas?

Para preparar sardinas fritas crujientes con con poco aceite lo que vamos a hacer es enharinar y ponerlas en una sartén todas juntas a fuego fuerte. Nada más. Cuando estén doradas de un lado  le damos la vuelta como si fuera una tortilla de patatas y dejamos que se hagan por el otro.

La receta que te cuento es para hacer sardinas fritas rebozadas con harina. También se podría hacer sin ella, aunque quedarán menos crujientes. Pero disfrutarás igualmente de todo su sabor.

Sardinas fritas (ingredientes)

En el blog encontrarás más recetas de sardinas. Tienes que ver mi receta de sardinas en aceite como las de lata, quedan geniales y las podrás usar en bocadillos o ensaladas; también tienes unas sardinas con tomate deliciosas, un paté de sardinas que está de vicio para untarlo sobre pan de ajo y unas sardinas al horno con hierbas provenzales que se hacen en un santiamén y quedan muy ricas.

Sardinas fritas con poco aceite
Imprimir

Receta de sardinas fritas con poco aceite. Sin salpicaduras y con menos olores.

¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 5,00 / 5. Votos: 5

Personas: 2 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 400 g. de sardinas limpias
  • 2 o 3 cucharadas de harina para fritura (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
Para servir:
  • 1 rodaja de limón (opcional)

Elaboración

  1. Para limpiar las sardinas: cortar la cabeza a nivel de las agallas con unas tijeras. Con esas mismas tijeras abrir el estómago y por último, vaciarlas bajo el chorro de agua para que queden bien limpias por dentro. Salpimentar las sardinas y dejarlas reposar un rato para que vayan cogiendo la sal.
  2. Engrasar la sartén con un chorrito de aceite.
  3. Enharinar las sardinas y quitarles el exceso de harina. Conforme las vamos enharinando las vamos poniendo en la sartén formando un círculo. Prestar atención a que todas estén orientadas del mismo lado.
    Sardinas fritas (enharinar)
  4. Calentar a fuego fuerte y dejarlas que se doren por un lado. Se pueden tapar para que no se escapen olores.
    Sardinas fritas (tapar la sartén)
  5. Cuando estén doradas al gusto, darles la vuelta con un plato como si fuera una tortilla. Lo mejor es poner el plato encima de las sardinas y escurrir el aceite sobrante en un cuenco para no quemarnos al dar la vuelta. Engrasar de nuevo la sartén si fuera necesario antes de deslizar las sardinas dentro.
  6. Continuar 1 minuto o 2 hasta que estén doradas por este otro lado.
  7. ¡Y ya está! Para emplatar, volcarlas de nuevo sobre el plato escurriendo primero el aceite. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Servir con una rodaja de limón. Yo he acompañado con una buena dosis de salmorejo y de postre melón y ha estado una comida la mar de rica.
  • ¿Cómo hacer sardinas fritas sin harina?

    Puedes hacer perfectamente esta receta sin enharinar las sardinas.

 
Sígueme en Instagram
Clasificado en: Pescados y Mariscos receta

Sardinas fritas rebozadas (receta)

Ahora ya sabes cómo hacer sardinas fritas rebozadas y crujientes

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a probarlas pues de verdad quedan riquísimas. Pero claro, lo tienes que juzgar por ti, ya que a mi las sardinas me gustan de cualquier manera.

Me interesa mucho conocer tu opinión. ¿Lo probaste? ¿Te gustó? ¿Está bien explicado? ¿Crees que hay algo que aclarar? ¿Tienes suegerencias para mejorar este plato o darle un toque diferente? ¡Déjame un mensaje en la sección de comentarios! Estaré encantado de conversar contigo.

Para terminar, si eres fan de las recetas sencillas, te animo a que dejes tu voto de confianza al blog, al mismo tiempo que apoyas mi trabajo, con un «me gusta» y compartiendo estas riquísimas sardinas fritas rebozadas y crujientes en tus redes sociales.

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.